Hong kong para fanáticos.

Hola, no hace mucho escribí un post sobre Hong Kong, como vengo muy a menudo y es una ciudad que me gusta mucho, en este post pretendo ir a los lugares poco comunes que sólo los fanáticos y no los turistas de 2 días visitarían.
Para empezar diría que, si o si, el que venga a Hong Kong se ha de quedar en Kowloon.  Esto es básicamente porque la vista de la isla de Hong Kong desde Kowloon  es imbatible y los hoteles son algo más baratos que en Central. Sin duda, mis preferidos son el Península (por el toque colonial) y el Intercontinental por las vistas desde su bar. Es verdad que te pegan buenas clavadas pero…no estoy hablando de relación calidad-precio. Si se busca otro hotel (hay opciones más baratas como el otro Intercontinental o el Marco Polo en cualquiera de sus  versiones) siempre se puede ir a tomar una hamburguesa al bar del Intercontinental y disfrutar de la vista (de nuevo, te la cobran en la factura pero…). Si vais sobrados, os recomiendo encarecidamente el Nobu (franquicia del gran cocinero japonés donde trabajó mi cuñadito Gonzalo y que ya tiene 23 restaurantes en todo el mundo), que está también en el Intercontinental, no es barato pero no importa porque a mi “siempre” me invita mi gran microcliente Cristobal…jejeje.
Como sitio muy interesante que acabo de descubrir está el Temple St night market en Mong kok donde se pueden comprar cachivaches curiosos para los niños y cenar muy barato. Por supuesto se ha de subir en el funicular al pico Victoria (es un trayecto que mola mucho).


Otra excursión diferente es ir a comer a la isla de Lamma (el ferry se toma en Central pier y tarda media horita). Se puede comer buen marisco (aunque si os digo la verdad yo me metí en un restaurante chino) y hacer una excursión entre las 2 ciudades de la isla donde no hay coches (el ferry te deja en una y puedes volver desde la otra). En total una horita de trayecto durante el cual se cruza una playa que me habían vendido como paradisiaca y de la cual os ruego opinéis viendo la foto…


saludos

 

Un restaurante vegetariano “fake” en Shanghai.

Imaginad la papeleta, el jueves, nada más llegar a Shanghai tengo una reunión con comida posterior con un el director de logística y su equipo de un cliente importante francés. La comida posterior la organiza su transportista internacional que es quien tiene la cuenta y con quien Logisfashion trabaja en China para los proyectos de logística de sus clientes textiles. A todo esto, nos enteramos que el Jefe de los franceses es musulmán (o eso imaginamos porque se llama Brahim). En el proceso de decidir dónde ir, proceso en el que toma parte un equipo “multidisciplinar” de 8 personas se decide, para evitar situaciones desagradables, acudir a un restaurante vegetariano ya que existían dudas sobre que algún otro de los comensales fuera  judío. Todo este proceso supuso un par de días de mails arriba y abajo…
El restaurante elegido, situado muy cerca de Renmin Sq, se llama Pure Beauty. Después de elegir los platos por parte del equipo multidisciplinar (aquí ya solo intervinieron los representantes chinos) empiezan a sacar los platos: pato laqueado, cerdo en salsa, ternera picante a la sichuanesa, pescado en salsa, gambas con guindillas….vamos, lo típico de un restaurante chino…


Los no chinos nos miramos un poco extrañados sabedores de que las cosas no iban como debían. El cliente pone cara extraña por motivos obvios. A todo esto, los chinos se explican: “todos los platos son falsos:….están hechos de tofu”. De verdad que de los chinos en materia de copias me creo casi todo pero esto ya era demasiado…es que eran perfectos, el pato pequinés con todas sus diferentes capas y texturas…la piel, la carnes más tierna, el hueso…….eso si, el sabor dejaba un poco que desear. Otro punto a mencionar eran las fuentes donde servían la comida, con imágenes de pajaritos multicolores picando en las fuentes, otra con forma de cisnes y las mandarinas finales (estas no eran falsas) en  una fuente con 2 ranas enfrentadas….
Sin duda, la comida no fue memorable pero si las risas que provocó. El cliente musulmán comentó que, cuando menos, era una decisión controvertida por su parte comer las falsificaciones de cerdo ya que no estaba seguro que valiera que supiera que era falso. De todas maneras se lo comió y creo que le reafirmó en su voluntad de no comer cerdo…con sabor a tofu!

 

Una conferencia en Taipei.

Como podéis imaginar, ambos países han vivido de espaldas por las malas relaciones entre ambos gobiernos. Si bien Taiwán siempre tuvo muy buena relación con EEUU, la diplomacia china le ha ganado terreno por la importancia estratégica de este país. Así las cosas, hasta hace bien poco todavía había familias separadas que no se veían desde la escisión. De hecho, no fue hasta 2009 que empezaron los vuelos directos entre ambos países (antes se debía hacer vía Hong Kong).

En 2008, me invitó la cámara de comercio taiwanesa en España a dar una conferencia sobre logística especializada como representante de Logisfashion. La charla la di en el marco de una Conferencia internacional que se realizaba en Taipéi con el objetivo de promocionar las inversiones extranjeras. La verdad es que fue un éxito y me permitió conocer la ciudad, que quedo perfectamente definida por Gonzalo Jerez,  nuestro anterior Director en China…. “es como la ciudad de Blade Runner”; y, efectivamente, tiene ese aire postmoderno y decadente que se podía experimentar en la película de Ridley Scott. Tal vez es como China se verá dentro de 20 años o bien, Taiwan hace 20 años se vería como China ahora….

Desafortunadamente, no puedo dar muchas pistas de restaurantes o bares porque llegué directo de México y las 14 horas de diferencia fueron un jet lag insalvable…tardé los 2 días que estuve en acabar de entender donde estaba y que pasaba!!. Eso si, me quedé con las ganas de conocer los famosos resorts de aguas termales en el campo, que supongo deben de asemejarse a los onsen japoneses…

Taiwan o la “China traviesa”.

No dejamos China del todo, sino que nos pasamos a la China traviesa o a la República China (no la Popular) como los propios chinos llaman a la díscola provincia, dejando así claro que no la consideran un país extranjero sino una parte más de su país, habitada por chinos Han como ellos.

A la antigua isla de Formosa fue a refugiarse el General Chiang Kai-Shek en 1949 huyendo despavorido de la revolución de Mao Zedong. Aprovechó el líder del Kuomintang (o partido nacionalista chino, rival del Partido Comunista) para llevarse todas las reservas de oro del Banco de China y estableció la República de Taiwan junto con un millón y medio de chinos que se desplazaron con él. A esta incipiente República la protegió su amigo Eisenhower plantando la V flota entre China y Taiwán por si alguien intentaba tomarse la justicia por su mano.

Recuerdo un viaje por la costa este de China, en la bella ciudad de Xiamen (provincia de Fujian) desde donde se divisa una pequeña isla despoblada perteneciente a Taiwán. Llamaba la atención que en ambas costas habían puesto pancartas gigantes con símbolos propagandísticos,  mensajes a la otra parte: “Un país, dos sistemas”  en la parte China y algo así como “queremos volver pero tenéis que cambiar…” en la parte taiwanesa.

El crecimiento de Taiwán fue muy importante en los años 70 (todos los de mi generación lo recordamos como el país que sustituyó a Japón en el “made in” electrónico de nuestra infancia), si bien, ha sido ya superada por otros países emergentes (como China, donde hay muchas inversiones de empresas taiwanesas en fábricas, por ejemplo, de calzado).

La semana que viene seguimos…buen finde.

Una pequeña guía de Hong Kong y visita a Macao.

La vista del skyline de la isla de HKG (Central) desde el lado de Kowloon es impagable (os aconsejo verlo desde el bar del hotel Intercontinental (os dejo algunas fotos). Para cenar hay gran cantidad de restaurantes de primer nivel (caros) y bares de copas. Mi favorito desde siempre el “Dusk till dawn” (tiene música en directo, pero cuidado con el “garrafón”; hasta la 1 o las 2 de la mañana no se anima). Si duda, una hamburguesa antes en el Delanies, junto con una buena pinta de cerveza Tetleys no es mala opción.

Macao es como Las Vegas para los chinos. Se puede ir en helicóptero desde hong Kong a gastar dinero en los casinos (propiedad de las mismas compañías que en Las Vegas; MGM, Winns…con su Venetian y gondoleros incluidos). Tiene la gracia de la ciudad antigua de estilo portugués y los buenos restaurantes de cocina lusa (ya sabéis, que no solo es bacalhau….).

Saludos

 

Hong Kong.

“Un país, dos sistemas” propugnaba el gobierno chino para favorecer la integración no traumática de la antigua colonia británica y sus habitantes preocupados por lo que se les podía venir encima si la “chinaficación” de Hong Kong se hacía de manera drástica. Y, como suele ocurrir, los chinos lo han conseguido; si bien tanto Hong Kong como Macao pertenecen a “China mainland”, tienen una autonomía prácticamente total y su propia legislación. De hecho, este mismo argumento lo utilizan para intentar convencer de la reintegración de la traviesa Taiwan a la patria china.

Hong Kong se creó como colonia británica a raíz de la I guerra del Opio y se amplió posteriormente a cambio de que tuviera un horizonte temporal (100 años). Finalmente, los británicos la devolvieron a China a finales del siglo XX. Como centro financiero y Zona franca tuvo un desarrollo importante convirtiéndose en el puerto más importante del mundo, así como la puerta de entrada y salida de capitales en China y Asia.

Al ser  zona franca, es un sitio interesante para realizar operaciones logísticas ya que todo es sencillo y barato a nivel aduanero y fiscal. Sin embargo, la alta demanda de almacenes y el poco espacio disponible hace que los precios sean mucho más caros que al otro lado de la frontera. Además los almacenes (en edificios de varios pisos) distan mucho de parecerse a los modernos almacenes logísticos a los que estamos acostumbrados. El personal también es caro y con incrementos inflacionistas similares a los de China. Por tanto, tiene sentido siempre y cuando se trate de operaciones complicadas donde se mezclen muchos orígenes y, sobre todo, muchos clientes en muchos destinos diferentes.

La semana que viene os recomiendo algunos sitios interesantes de Hong Kong y os cuento de Macao..

Buen fin de semana,

Saludos

En Guangdon (Cantón) todo se come y hay un hotel cañí, y olé!.

Guangdong (Cantón para nosotros), si bien no es la provincia más poblada de China, ni la más contaminada, sí que es, probablemente, la que tiene más centros industriales y una de las mayores densidades poblacionales. Con más de 60 millones de habitantes fue, tradicionalmente, la provincia con mayor contacto con el extranjero en el siglo XIX, hasta el punto que aquí se generaron las 2 guerras del opio ante la prohibición a las potencias extranjeras de comerciar con ese producto. La derrota del ejército imperial supuso la pérdida de Hong Kong (que merecerá un post aparte) y su conversión en colonia británica. Además, los portugueses habían desembarcado y colonizado previamente Macao (convertida ahora junto con Hong Kong en zona administrativa especial).

Atravesar Cantón por sus amplias autovías supone atravesar zonas industriales y zonas habitacionales sin parar. Es especialmente llamativo de noche por la poca iluminación en las ventanas ya que utilizan bombillas de pocos voltios para ahorrar energía. Si bien ecológicamente está muy bien, la sensación es un poco triste. Guangzhou, la capital, era el antiguo puerto aguas arriba el Rio Perla.

Se dice que la cocina cantonesa lo aprovecha todo y se comen todo lo que vuela menos los aviones y todo lo que tienen patas menos las mesas. Ir al mercado de Guangzhou es espectacular en ese sentido (como podéis ver en las fotos). Se puede encontrar todo lo que jamás imaginaríamos alguien se pudiera comer (escorpiones, serpientes y demás bichos varios…).



Hablemos ahora de Shenzhen, que era un pueblecito de pescadores pegado a la frontera con Hong Kong antes de que el gobierno decidiera convertirlo en zona económica especial. Ahora es una ciudad con 10 millones de habitantes, infraestructuras espectaculares y el consumismo propio de las ciudades chinas que se desarrollan. Cuenta con 3 puertos con sus zonas francas que se encuentran entre los 5 más importantes del mundo.

Para kitsch, el hotel Intercontinental de Shenzhen..me encanta; decoración española cañí (es lo que ahora está de moda, ¿no?). Toros por doquier y recepcionistas en traje de lunares ellas y con sombrero cordobés ellos…intenté preguntar el porqué pero eso en China no tiene importancia, a nadie le llama la atención!

Alrededores de Shangai.

Que nadie espere que, subiendo al coche en Shanghai y a una distancia prudencial de la ciudad, nos encontraremos con paisajes idílicos en la montaña o playas paradisiacas. Este concepto en China no existe. Salir de las ciudades es encontrarse con grandes autopistas que van atravesando pueblos/ciudades alternando edificios de viviendas monótonos con fábricas de varios pisos.

Así, salir de Shanghai hacia el norte (Jiangsu) o hacia el sur (Zhenjiang) no promete pintorescos paisajes, ya que se trata de regiones muy industrializadas con fuerte implantación de industrias como la textil y el calzado (que son las que me ocupan e interesan) y electrónica. A esto se le añade la persistente niebla o falta de sol fruto de la humedad e, imagino, la contaminación.

Sin embargo, hay ciudades interesantes que merece la pena visitar (incluso en excursiones de un día desde Shanghai). “Arriba el cielo y en la tierra Hangzhou y Suzhou” dice una leyenda clásica china. La primera, a un par de horas en coche (y a mucho menos en el moderno tren que la une con Shanghai), merece mucho la pena para, incluso, un fin de semana. Es preferible no ir en verano ya que su precioso lago está abarrotado de turistas chinos. Además, es de las ciudades con más calidad de vida en China y de las pocas donde los precios de la vivienda no se han visto frenados en los últimos años (me dijeron el otro día que junto con Wenzhou son las 2 ciudades cuyos precios siguen desbocados por su alto desarrollo y crecimiento económico). Suzhou, sin embargo, donde fuimos la semana pasada, me decepcionó un poco. Por sus canales se la conoce como la Venecia china pero….que os voy a contar….hay algo de exagerado en la comparación; eso sí, sus jardines merecen mucho la pena (me gustó mucho uno llamado “master of the net”).

Más hacia el Sur, atravesando el puente (35 km) que, sobre la bahía, une Shanghai con Ningbo, se llega en unas 3 horas a esta coqueta ciudad desde donde se puede hacer una excursión (si se quiere inmersión total en cultura china) a la isla de Putuoshan, que más o menos podría ser el “Lourdes chino”: templos budistas de todos los tamaños, monjes y chinas que acuden esperando casarse o quedarse embarazadas….o ambas cosas…

Saludos, buen fin de semana.

Bienvenidos a Shangai.

Shanghai es una ciudad que ha surgido, como hoy la conocemos, en los últimos 20 años. El skyline de PuDong (al este del rio Pu) en los años 80 era un campo de arrozales poblado de humildes campesinos. Era una ciudad llena de reminiscencias coloniales pues, no en balde, después de la segunda guerra del opio en el siglo XIX, se la repartieron la potencias coloniales, vencedoras de la guerra, otorgándose concesiones los franceses, los ingleses, los norteamericanos… Así, en el famoso Bund en la orilla izquierda del rio estaban asentados los ingleses y los norteamericanos y, más al oeste (Puxi), los franceses en lo que todavía se llama la French Concession y donde, desde mi punto de vista, están los restaurantes y bares más interesantes de la ciudad. También había zonas japonesas, alemanas…

Es la ciudad donde más se ha podido ver el cambio que ha transformado China en las 2 últimas décadas desde que Deng Xiao Ping vino a decir aquello de “enriquecerse es de buen comunista”. Es la ciudad comercial por excelencia de China, con el puerto más grande del mundo (si no ha superado a Hong Kong y a Singapur, está cerca) y, sin duda, la más cosmopolita.

Desde que vine por primera vez, en cada visita hay nuevos restaurantes y bares a cual más chic, nuevos hoteles espectaculares (sobre todo a raíz de la expo del año pasado que tuvo más de 60 millones de visitantes…) y, nuevos edificios a cada cual más impresionante. Me quedo con el Jin Mao (imprescindible subir al bar en el último piso y deleitarse con la vista ….me recuerda a la guerra de las galaxias). No hace mucho construyó una empresa japonesa el  IFC que es bastante más alto (superó al Taipei 101 como el más alto de East Asia  y creo que sólo es superado por un edificio en Dubai). Curiosa la anécdota pues a los chinos no les gustan nada los japoneses y estos pretendían acabar el edificio con una especia de círculo que recordaba al sol naciente de su bandera; los chinos se lo prohibieron y les obligaron a convertirlo en una especie de trapecio que recuerda a un “abre chapas”.

En Shanghai está la oficina central de Logisfashion China y varios almacenes con operativas diversas tanto de exportación (control de calidad y preparación de pedidos), como de logística para China que, como os podéis imaginar, crece más y más. ¿Con que clientes trabajamo?: Geox, Lanvin, nuestros amigos de Venturmoda…

Algunas recomendaciones en Shangai (si vais no dejéis de preguntarme y encantado os ayudo a organizaros):

Bares: cuando llegué el sitio de moda era el Bar Rouge en el Bund (no es lo que era pero es impresionante la terraza sobre todo en verano); luego el Velvet en la Concesión francesa me parecía muy divertido….ahora parece que el Apartment se lleva el gato al agua. Para fumar un puro y tomar un buen whisky japonés el Constellation con varias sedes (decid que venís de parte de Alvaro…)

Restaurantes: últimamente vamos mucho al Lost in Heaven de comida Yunanesa (región al oeste de China donde está el Tibet). Muy recomendable

Hoteles: yo me quedo siempre en el Intercontinental de Puxi que es una maravilla a un precio muy razonable y como tenemos tarifa de empresa así que sólo tenéis que pedir que os reservemos y, encantados.

Disfrutad  Shangai, un saludo.

Mitos y verdades sobre China.

  1. No sé  por qué pero siempre que alguien viene a China por primera vez tiende a pensar que ya lo sabe todo de este país. Yo habré venido unas, calculo, 25 veces y todavía hay gente que me da consejos habiendo venido una o dos veces; lo primero a tener en mente es que China cambia cada mes así que, si no vives aquí, es muy difícil estar al tanto de todo lo ocurrido
  2. Es imposible hacerse entender en la calle: gran verdad si los interlocutores no hablan inglés (cosa que ocurre con el 100% de los taxistas). No se me ocurre otro sitio del mundo donde le digas a un taxista Hilton hotel y no entienda ni papa de lo que le dices porque en chino se dice (y escribe) de manera completamente diferente
  3. Por lo general (salvo contadas excepciones), las ciudades chinas son feas…y caóticas, y sucias….gran verdad; de hecho una forma de definir a una ciudad china fea es preguntar a alguien por la ciudad y que te responda… pues hombre, una ciudad china, ya sabes; sin embargo a mí me encanta
  4. En todas las peluquerías se corta uno el pelo (falso) y todos los masajes que te das en China tienen un final “especial”: falso, falso, falso; eso lo dice el que ha venido una vez y le han llevado a un burdel en lugar de a un sitio de masajes…que los hay y muy buenos
  5. En China todo está permitido….verdad y mentira; por ejemplo, facebook, twitter, youtube y wordpress están censurados….existe el equivalente local “controlado”, sin embargo todavía puedes salir por la noche y que la ropa la mañana siguiente sólo huela a humo.

Finalmente, contaros que he advertido que este blog del Viajero ha sido censurado en China; deben de temer el gran poder de convocatoria que estamos adquiriendo!!

Un saludo,