Disfrutando y trabajando en Miami …

Acabamos el viaje a Colombia dando el salto de Barranquilla a Miami. Logisfashion tiene una operación interesante en Miami con un potencial de crecimiento inmenso. Para 2020, nuestro Plan Estratégico tiene a EEUU como uno de sus pilares de crecimiento y la puerta de entrada será Miami donde ya estamos haciendo operaciones de ecommerce para marcas españolas.
 

Logisfashion a la conquista del gran EE UU

Año ajetreado el 2015. No contentos con poner en marcha Colombia y Panamá donde tenemos al Pere sudando la gota gorda y restructurar totalmente China con Jose María y Ying sufriendo lo suyo, se me ocurre que estratégicamente Estados Unidos debe de ser la pieza angular del plan estratégico de Logisfashion a 2020. Y en eso llevamos todo el año, dándole vueltas a ver de qué manera somos capaces de entrar en un mercado tan complicado, tan maduro y tan enorme como el norteamericano.

Llevamos meses evaluando cómo, con quien y, sobre todo con qué dinero lo financiamos que no es baladí. Parece claro que el puerto de entrada será Miami pues es donde más relación hay con las marcas europeas que entran en EEUU y donde más van los latinoamericanos a comprar o a intentar vender…y ambos son nuestros clientes.

Queremos conocer las marcas americanas que ahora son grandes desconocidas para nosotros y, de esta manera, ser capaces de venderles nuestros servicios globales: en México o Colombia o Chile o bien en Europa o, como no, en China donde seguro que hay muchos servicios de Control de Calidad o de logística que les podemos vender…pero para eso hay que conocerlos…y por ello tenemos ya a una persona dedicada a recorrer el país, a conocer el mercado, a visitar a los clientes y definir qué haremos.

Porque será caro, no sólo valdrá Miami donde ya tenemos bastante definido como lo haremos. También necesitaremos estar en el área de Nueva York y en California porque si no estás allí no abarcas EEUU…..y este país es muy, muy grande.

Vengo de estar la semana pasada en Miami. Definiendo con nuestros socios actuales y conociendo potenciales partners para el desarrollo futuro. Es verdad que es un mercado muy competitivo donde, a diferencia de otros países latinoamericanos, existen muchos competidores especializados en logística fashion. Es un mercado maduro pero con un potencial muy alto y al que las marcas europeas están llegando en masa y creciendo mucho (no sólo los Inditex y H&M, también Primark, Mango, Desigual…y otros seguirán llegando pues aunque muy competitivo es un mercado enorme donde gusta la moda europea, un buen ejemplo es nuestro amigo Papo Kling que está vendiendo todo lo que produce y más…

miamiComo no, aunque nos quedemos en la zona más industrial de Doral (donde tenemos varios clientes, empezando por nuestros  amigos de Perry Ellis y el gran Joseph que siempre tiene a bien invitarme a conocer los mejores restaurantes de Miami beach) es menester dejarse caer por la península que constituye Miami Beach y admirar los edificios Art Deco ahora todos hoteles.

Así, el primer día (con un jet lag tremendo especialmente de Jose María) cenamos en el recién inaugurado Matador dentro del hotel Edition, marca boutique de la cadena Marriot. Todo muy trendy, (as usual), y la comida aceptable…especialmente el guacamole con guisantes, curioso pero rico. Acabamos tomando un cocktail en un hostel hípster “The Freehand” que está muy de moda, en su terraza llamada The Broken Shaker y en el que nos dijeron que los cocktails eran “excepcionalmente” baratos…mmmm…a 12$ el cocktail tampoco es que fueran tan baratos pero … ¡Miami ya se sabe!

Otro día, invitados esta vez, cenamos en el Casa Tua del que me habían hablado y que empezó siendo un club privado hasta que se reconvirtió en restaurante italiano de moda. Ambiente megapijo, mucha gente guapa y precios en consonancia. La comida no es memorable pero se deja comer…

Y para poco más dio el tema porque fueron 3 días de reuniones intensas  donde, sinceramente, creo que avanzamos mucho en la definición de la estrategia que nos tiene que llevar a los objetivos de Visión 2020 (no lo mencionéis delante de alguien de Logis que os tirará el móvil a la cabeza ;))

Ahh…se me olvidaba, la mejor comida sin duda, en un japo de estos fusión peruana en un polígono industrial regentado por unos venezolanos…de lo mejor que he estado en mi vida.

Había rumores de que iban a abrir en Barcelona…a ver si es verdad …Kamiko sushi bar en el Doral.

 

Un día como hoy en Boston

El 15 de abril del año pasado estábamos en Boston, disfrutando mucho del ambiente previo que hay en las maratones en EEUU. La ciudad entera se vuelca con la organización de la maratón,  hay que acudir a la feria donde se recogen los dorsales y allí te encuentras con  todo tipo de productos de merchandising  relacionados con el evento, es todo un espectáculo.

IMG_1060En cada esquina hay alguién que se acerca para preguntarte si corres, si necesitas ayuda, si pueden hacer algo por ti…muy diferente a las maratones en España (yo recuerdo un viernes llegando a Valencia que le pregunté al taxista por la que se iba a celebrar el domingo, me torció el morro y me respondió algo así como “que tocada de huevos…la de cortes de tráfico que va a haber el fin de semana…”);

Resulta que Boston es una ciudad muy simpática para visitar porque todo queda muy cerca y se puede hacer todo andando; es la ciudad más “histórica” de USA; como decían mis compañeras de taxi al llegar (2 bellas maratonianas texanas que miraban extasiadas todos los edificios del barrio industrial cercano al aeropuerto…) “guau, this is what I always expected from Boston…so many historic sites…”; claro está, el taxista, un serbio socarrón, las miraba con media sonrisa y les comentaba que eso era el almacén de Coca Cola en Massachusets.

Y es cierto que es la ciudad con más historia de EEUU, limitada en comparación con la vieja Europa pero estamos en el Nuevo Mundo; aquí cerca desembarcó el Mayflower y aquí, en pleno centro de Boston, se desarrollaron los hechos que dieron comienzo a la Independencia de EEUU de la corona británica; hechos como el famoso (y actualmente siniestro nombre) “Tea Party” en el que colonos disfrazados de indios atacaron un barco británico y tiraron toda la carga de té al río para protestar contra el impuesto que cargaba el maná del siglo XVIII, o la masacre de Boston que dio pie al asedio por parte de las tropas británicas de la ciudad (que en esa época era prácticamente una isla), pues bien, son estos hechos los que se celebran en el festivo “Patriots Day” que es el tercer lunes de abril y que es el día en que se celebra la decana de las maratones mundiales.

De las Big Five llevo ya las 3 en suelo americanos (NYC, Chicago y Boston) y me faltan Londres y París…aunque ahora todavía convaleciente de mi rotura de clavícula veo complicado poder entrenar en lo que va de año, pero no me puedo quejar porque , un día como hoy hace un año a las 14.49 (hora de EEUU) explotaron las dos bombas de fabricación caseras que los hermanos Tsarnaev colocaron junto a la línea de llegada de la Maratón de Boston y murieron 3 personas, quedando mutiladas  16 y  heridas casi 300.

Soy afortunado de haber estado lejos de la meta.

Sólo puedo decir que honremos a los supervivientes sobre todo los que a pesar de sus graves heridas  han sabido sobreponerse a las circunstancias y nuestro recuerdo y  apoyo a las víctimas y sus familiares.

Yo, en cuanto me recupere, a preparar la de Nueva york que, esta vez si, espero poder correr…y es que por una cosa u otra llevo 2 Nueva york sin poder correr!

New York y los brotes verdes

Como os contaba, llegué a New York en un vuelo tumultuoso de Delta que, hasta el último instante, no se supo si saldría debido a las cenizas del Popo.IMG_0803

Aunque las primeras 3 veces logré disimular la situación, llegó un momento en que todos los viajeros a mi alrededor empezaron a darse cuenta de que algo me ocurría por mis innumerables visitas al Sr Roca. Esta búsqueda de Mr Rock en NY fue la seña del fin de semana que pretendía ser de relax pero que el maldito virus convirtió en bañodependiente…

De todas maneras, uno es un profesional y resulta que coincidía con un buen cliente de México y su equipo en NY; de hecho, llegamos en el mismo vuelo y, aunque hice todo lo posible para pasar desapercibido en el aeropuerto y retirarme a mi hotel, fui cazado en toda regla (espero que no me lea…). Así que no pude evitar tener que acudir a una fiesta de cumpleaños que esa misma noche celebraría la prima de una de las integrantes del equipo. Planazo que no se correspondía con mi estado.

Dije que si porque no se decir que no…y tras un breve paso por el hotel (ducha y roca) me acerqué con curiosidad al Meatpacking district; como bien sabéis, antiguo barrio de Manhattan donde estaban los mataderos o mercado central de carne, IMG_0871ahora reconvertido en barrio bohemio con todos los sitios de moda para cenar y copas y tiendas de diseño (en dura competencia con el Soho). La verdad es que el sitio era muy chulo (STK) con una terraza con vistas a New Jersey, el famoso Standard Hotel justo encima del High line (el paseo elevado sobre la antigua vía del tren que recorre el barrio); tras varios pitchers de margarita (que no me hicieron el mal que sospechaba) salimos con intención de coger un taxi (por lo menos yo para no seguir tentando a la bicha…). Resultó que pasamos delante del Gansevoort que es un hotel también famoso (imagino por el nombre) y que parecía tener la disco de moda en su terraza superior (más que nada por la cola que había).

Ni cortos, ni perezosos ahí nos pusimos (si hay cola es porque es bueno…o dan algo gratis…aunque en USA hay siempre colas para todo) y, sin entender bien lo que pasaba y tras media hora de cola y la consiguiente humillación del portero, conseguimos entrar en el bar que, dentro de la situación me daba cierta tranquilidad al poder acceder a los aseos del hotel. Lo cierto es que el sitio estaba gracioso con, nuevamente, maravillosas vistas de la bahía.

Menos mal que la cosa no dio para mucho más y pude acceder a mi hotel vivito y coleando no mucho después. Al día siguiente volví a las andadas pero, es cierto, que esa noche el virus me respetó. Al día siguiente cenamos en un sitio muy chulo de raciones enormes y reminiscencias mafiosas; el Carmines, muy cerca de Times Square y siempre abarrotado; imprescindibles las alitas de pollo y, como no, la pasta en cualquiera de sus versiones (con una ración comen 4!!!).

Y ya de vuelta, que el tema se anima por España; lo cierto es que el gran Pepito Fiestas (nuestro Director Comercial) lleva varias semanas mágicas, hasta meses en que no hace más que cerrar contratos; bien es cierto que no son megacontratos pero nos tiene muy ilusionados estos brotes verdes que, esperemos, sea fruto de la ansiada recuperación…

Por fin, después de mucho perseguirlo, empezaremos a trabajar esta semana con El Ganso, October, Kling, MBT…lo cierto es que se va moviendo el tema y ya no solo vemos crecimiento fuera de España, sino que también parece que aquí se mueve el tema …crucemos los dedos!

 IMG_0861

El viajero, como no, en la Maratón de Boston

Llegamos a  Boston; el viernes por la tarde (Paula desde España y yo desde Miami); lo primero que hicimos, después de darnos cuenta del frío que hacía en Boston comparado con Miami…(5 grados y lloviendo…) fue ir a cenar al restaurante de moda en Boston, el coqueto japonés O ya; muy recomendable, comida japonesa con toques de diseño sofisticado, un poco rollo el Koi Shunka en BCN si lo conocéis…eso si, 100€ por barba no os lo quita nadie.

Y es me gusta mucho el ambiente previo a las maratones en EEUU. La ciudad se vuelca con la organización previa; acudir a la feria donde se recogen los dorsales y se pueden comprar todo tipo de productos de mercadotecnia relacionados con el evento es un espectáculo; es superior a sus fuerzas pararte en cada esquina para preguntarte si corres, si necesitas ayuda, si pueden hacer algo por ti…y que diferente a las maratones en España (yo recuerdo un viernes llegando a Valencia que le pregunté al taxista por la que se iba a celebrar el domingo, me torció el morro y me respondió algo así como “que tocada de huevos…la de cortes de tráfico que va a haber el fin de semana…”);

IMG_0775

 

¡que no!,

que he hecho las 3 importantes americanas y no tienen nada que ver…

 

 

 

De las Big Five llevo ya las 3 en suelo americanos (NYC, Chicago y Boston) y me faltan Londres y París…que este año vuelvo a NYC después de la anulación del año pasado por Sandy…

IMG_1060

Resulta que Boston es una ciudad muy simpática para visitar porque todo queda muy cerca y se puede hacer todo andando; es la ciudad más “histórica” de USA; como decían mis compañeras de taxi al llegar (2 bellas maratonianas texanas que miraban extasiadas todos los edificios del barrio industrial cercano al aeropuerto…) “guau, this is what I always expected from Bostonso many historic sites…”; claro está, el taxista, un serbio socarrón, las miraba con media sonrisa y les comentaba que eso era el almacén de Coca Cola en Massachusets.

Y es cierto que es la ciudad con más historia de EEUU, limitada en comparación con la vieja Europa pero estamos en el Nuevo Mundo; aquí cerca desembarcó el Mayflower y aquí, en pleno centro de Boston, se desarrollaron los hechos que dieron comienzo a la Independencia de EEUU de la corona británica; hechos como el famoso (y actualmente siniestro nombre) “Tea Party” en el que colonos disfrazados de indios atacaron un barco británico y tiraron toda la carga de té al río para protestar contra el impuesto que cargaba el maná del siglo XVIII, o la masacre de Boston que dio pie al asedio por parte de las tropas británicas de la ciudad (que en esa época era prácticamente una isla), pues bien, son estos hechos los que se celebran en el festivo “Patriots Day” que es el tercer lunes de abril y que es el día en que se celebra la decana de las maratones mundiales, que este año celebraba su 117 edición….

Además, al haber mucha inmigración italiana (está claro que los italianos cuando llegaban no se alejaban de la costa) está lleno de coquetas trattorias (zona de Hannover St en pleno Freedom trail) cosa muy buena para los maratonianos ávidos de carbohidratos.

IMG_1044

 

Y no os perdáis los restaurantes de Lobster (muy gracioso el “Barking lobster” do

nde comimos el sábado con un ambiente muy de picnic. Eso si, la langosta (o mejor dicho el boga

vante) sabe a lo que sabe…poquito…

y Quincy Market con sus puestos de comida preparada y sus bocadillos de langosta.

Resulta que no hay que contar mucho más, que todos sabemos lo que ocurrió, que, otra vez, el fanatismo religioso actuó de manera cobarde, canalla, miserable…

Lo cierto es que no me enteré, afortunadamente de nada; si bien fue mi peor maratón con diferencia (maratón durísima con un circuito en línea recta con constante toboganes y culminado por la temida “heartbreak hill” en el km 35).

IMG_1061

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegué a meta a las 13:40 y las mochilas explotaron 1 hora después; como llegué muy perjudicado y hacia un viento frío complicado, una vez encontré a Paula (que fue la que más riesgo corrió al encontrarse entre el público), tomamos un taxi sobre las 14.30 y llegamos al hotel poco antes de que explotaran las bombas…

Ya en el hotel tenía muchos mensajes de amigos preguntándome que tal la maratón…esto, que mola cuando te sale bien, es un infierno cuando te has hundido en la media maratón, como me pasó a mi, y te has arrastrado durante veintipico kms…pero los contesté puntualmente…ya en la bañera después de ponerme hielo en mis maltrechos tobillos (las bombas explotaron a las 14:50 que dio para entrar en todos los TD en España) empezamos a recibir mensajes desde España al respecto…al principio pensábamos que era una broma porque acabábamos de dejar la zona pero viendo la tele vimos que no…que  desafortunadamente no lo era…y es triste porque yo acababa de pasar por allí y os puedo asegurar que esa zona, ya muy cerca de la meta, estaba plagada de familias con niños esperando a sus familiares…y era una fiesta (cerca de 500.000 personas se vuelcan en el recorrido animando, ofreciéndote bebidas, plátanos, naranjas, palitos con azúcar, cerveza). Era una fiesta hasta que la intransigencia, el fanatismo, la locura, el mal (evil como dicen los americanos) decidió que la fiesta se debía de acabar…

A mi me cuesta entender como puede tener estructurada la cabeza un personaje así aunque al final siempre es lo mismo…desde pequeño les llenan la cabeza con grandes ideas y se las creen…y al final todos los fanatismos llevan a lo mismo y se suelen nutrir de los mismo; nacionalismo, xenofobia y religión…por favor, aprendamos de esto!