3 países, 8 ciudades, 13 aviones y 6 hoteles en 10 días

El viaje en cifras

Ha sido éste del que acabo de volver un viaje extraño, un viaje con muchos hechos, pero pocas historias. Me explico, un viaje donde han pasado muchas cosas, pero poco reseñables. Como resumen:

  • He visitado 3 países (EEUU, México y Colombia)
  • He tomado en 10 días un total de 13 aviones
  • Me he levantado 4 días a las 5 de la mañana o antes, dos días a las 4:30, casualmente dos días en Colombia gracias al “maravilloso” trato que siempre me prodiga Fede (conocedor de lo poco que me gusta madrugar…)
  • He dormido en 6 hoteles diferentes + una noche en el avión
  • He visitado 8 ciudades diferentes (especialmente memorable el miércoles pasado que estuve el mismo día en Bogotá, Cali y Medellín…recorrido express por Colombia)
  • Me leí 3 libros; el interesante thriller sobre el mundo del fútbol que me dedicó su autor el periodista ecuatoriano Jaime Cevallos, un ensayo sobre la figura del emperador Maximiliano que “reinó” en México durante 3 años en el siglo XIX apoyado por Napoleón y el estudio sobre el sexo de Talese basado en las investigaciones del voyeur profesional de Colorado que se compró un motel con tal propósito (El Motel del Voyeur). Adicional me dio tiempo para comenzar la última novela de Cercas sobre su tío falangista fallecido en la Guerra Civil.
  • He visto 6 películas en los vuelos; ninguna para el recuerdo.
  • Eso sí, he tenido alguna comida memorable que explicaré luego pero también muchas cenas en hoteles, destruido por el tute que llevaba.

 

Respecto al tema cenas, sin duda,  uno de mis favoritos; destacaría la cena inicial recién bajado del vuelo que me llevó a Miami vía Londres con nuestro socio en USA, mi amigo asturiano Javier, que tuvo el detalle de llevarme al Gabbiano en una terraza con vistas a la bahía de Miami y donde nos bebimos un par de buenas botellas de Cabernet del Valle de Napa. Espectaculares los papardelle con bogavante que nos sirvieron para digerir el vino….

También disfruté como un enano la comida en Guadalajara con Gustavo nuestro abogado que siempre nos trata de lujo. Espectacular el corte de carne de casi un kilo que nos metimos al buche en el Corazón de Alcachofa. Por cierto, magnífica la recomendación de vinos mexicanos que nos dieron (lo apunto para recordarlo: Santo Tomás Único). Hacen magníficos vinos en México, aunque caros. Es un viaje que tengo pendiente, visitar el Valle de Guadalupe y las bodegas en la Baja California Norte. Por no hablar del tequila Reserva de la familia D. Julio con el que acabamos la comida.

Con Jorge y Pau cenamos en México…como siempre en el sitio de moda; ahora debe de ser el Centralito en la calle Anatole France.

 

Finalmente, por curiosa, entre reunión y reunión, no dejo de mencionar la única comida en la fría y lluviosa Bogotá en el Restaurante Pórtico hacía Chía.

Pedí un rico ajiaco que me asentó el estómago.

Y yo tenía a Yeymin por gran gourmet hasta que se pidió la paella valenciana…

 

 

 

 

 

 

Historias en Medellín

Aterrizo en Medellín, Colombia justo un mes después de estrellarse el avión del Chapecoense. Como el vuelo es directo desde Madrid y he dormido abundantemente llego con ganas de cháchara. El taxista, Mauricio, es muy atento y también tiene ganas de charla durante el trayecto entre Rionegro (donde está el aeropuerto) y la ciudad de Medellín. El primero está en una montaña, en zona fría que llaman pues está a más de 2.000 metros de altitud. Es una zona de desarrollos chulos de condominios pero nunca nadie parece interesado en irse a vivir ahí…porque hace mucho frío.

Hay que entender lo que es hacer frío. 😬Probablemente nunca han bajado de 5 grados positivos pero…todo es relativo.

En fin, como ambos tenemos ganas de cháchara le pregunto a Mauricio por los costes de las promociones en esa zona. Cierto que suelo hacerlo habitualmente y tan cierto es eso, como que, con los cambios de moneda (especialmente complicado el del peso colombiano pues las cifras son inmensas), me olvido o, mejor dicho, me lío y no me acuerdo. De hecho ya no me acuerdo de los precios que me dio. Sólo que a él le parecían altísimos, lo noté cuando me miró de reojo por el espejo al dejar caer la cifra pensando que yo me escandalizaría y a mí me parecieron razonables (probablemente mi perspectiva no es la correcta pero el cálculo me salió a menos de 100€ metro cuadrado por el terreno).

Mauricio disfrutó mucho más cuando le pregunté, cambiando radicalmente de tema, por el avión del equipo brasilero. Resulta que el piloto, a la sazón el dueño de la compañía boliviana que sólo tenía ese avión chárter, iba habitualmente justito de carburante. Esta vez lo iba especialmente y, en el momento del acercamiento, se reportó un avión de Viva Colombia que venía de la isla de San Andrés con una emergencia (no me extraña en los aviones de Viva Colombia). Al reportarse le dieron prioridad y obligaron al otro avión a dar un par de vueltas previo al aterrizaje.

El irresponsable piloto, para ahorrarse la multa de 25.000$ por ir corto de carburante, cruzó los dedos y dio la primera vuelta. En medio de la segunda los motores se apagaron y se estrelló contra un cerro. Y así se acabó la historia del Chapecoense y de la compañía aérea. Dicho sea de paso, este mismo avión transportó a la selección argentina el mes anterior. ¿Por qué siempre estas cosas les pasan a los débiles? Me acuerdo ahora del pobre Cleber Santana que pasó sin pena ni gloria por el Atleti y que se mató en el accidente …eso sí  ¡vaya golazo le marcó al Madrid en el Bernabéu cuando ya jugaba cedido en el Mallorca!

Todo esto me lo acaba de contar en las últimas rampas previo a llegar al valle donde se ubica la ciudad de Medellín. Y mientras me lo cuenta nos pasan los ciclistas que previamente han escalado la montaña y ahora se lanzan tumba abierta montaña abajo. Esto no me sorprende pues es habitual. Lo que si me choca es cuando somos sobrepasados por un chaval en monopatín. No exagero si afirmo que superaba los 60 kms/hora. Por supuesto sin casco ni mariconadas tipo coderas…angelito.

Como no me llegaba el equipo hasta bien entrada la noche, aproveché la primera noche en Medellín para ir a conocer algún restaurante de moda. Ya os he hablado varias veces de uno de mis favoritos, “Carmen“pero me recomendaron probar el OCI (os dejo un video más abajo). No me consiguió mesa el concierge del Intercontinental –Sí, está viejo, pero cómo me gusta pensar en las fiestas con fieras que organizaba en él, Pablo Escobar y sus acólitos del Cártel de Medellín– pero me insistió en acercarme pues en la barra podía esperar mientras picaba algo. Así hice, pero la barra estaba desbordada por lo que opté por otra opción menos multitudinaria. Al día siguiente nos esperaba tralla y de la buena.

Apostando fuerte por Colombia

Y es que estamos apostando fuerte por Colombia. Sabemos que no es un país fácil y que la fortaleza del dólar le ha golpeado fuerte (como a la mayoría de países latinoamericanos) pero en moda es una potencia, y especialmente en Medellín. Marcas como Cueros Vélez, Crystal, Agua Bendita, Maaji, Onda de Mar, Leonisa…no sólo son potentes a nivel nacional, sino que exportan de manera importante. En breve contaremos también con operaciones en Medellín completando las que ya tenemos en Bogotá y el potencial del mercado es inmenso.

Y que amables fueron los clientes con los que estamos trabajando mano a mano para crecer en Medellín (ya os iré contando) que nos invitaron a cenar en un restaurante nuevo en el Poblado. Maravilloso el Etéreo. Yo me tomé un pescado de la zona del Pacífico (charne) que me pareció delicioso. Todo regado con cervezas Club Colombia nosotros y sin alcohol los que conducían pues las multas si te pillan tomado son de escándalo; no sé si hice bien la conversión, pero me hablaban de ¡38 millones de pesos que son más de 10.000€!!!!.

Al acabar yo me volví para mi hotelito. Peor suerte tuvieron Fede y José María que, al coincidir con Colombiatex, no encontraron hotel o, mejor dicho, sólo encontraron uno en el Centro que pareciera ser tuviera también otros usos: el Motel Gallery….😜

Mucha Moda y Logística en Medellín

serparahacer colombiatexOs dejé tomando el vuelo de Santiago a Bogotá; 5 horas y media de vuelo que se hacen muy cortas, cuando has cogido el sueño te encienden las luces a traición para dar el desayuno. Para más INRI, escalita en Bogotá y retraso de rigor del vuelo a Medellín (por lo menos Avianca no te los cancela como si le hizo Viva Colombia al pobre Fernando). No entiendo como permiten llevar el nombre de un país a una aerolínea de bajo coste que, por sistema, incumple con los compromisos con la excusa de que son baratos.

En fin, que llegamos al aeropuerto de Rio Negro en Medellín ya bien entrada la mañana sin haber realmente dormido más que un par de horas. Curioso aeropuerto que lo hicieron en el lugar más inhóspito, en la montaña pegada a Medellín pero a más de 2.500 metros de altura. Contrasta, y es interesante, llegar a la bella Medellín, escondida en el valle y con un clima mucho más benigno que Bogotá. Esto afecta también al estado de ánimo de la gente, sin duda mucho más abiertos los paisas que los capitalinos rolos. Es una ciudad que sufrió en los últimos 20 años una transformación radical, pasando de ser una de las más peligrosas de Latinoamérica (especialmente en la época más dura de las guerras entre los carteles de Cali y Medellín con Pablo Escobar a la cabeza) a una ciudad con unos índices de desarrollo importantes y una calidad de vida muy alta.

Medellín;  apodada «Ciudad de la Eterna Primavera», con una población de  2.434.647 habitantes, es una ciudad donde la industria es de las más potentes de Colombia, el paisa  es muy emprendedor y, especialmente en el mundo textil, moda, es el polo productivo y de marcas colombiano más dinámico.A esto se une el trabajo que la gente de Inexmoda realiza para dinamizar la flora industrial de la zona y hacerles entender que para generar valor añadido hay que hacer algo más que producir barato (crear marca, buscar nuevos modelos de venta, exportar…).

director logisfashion colombiaAsí, uno de los motivos del viaje era asistir a la siempre muy interesante Feria de moda de Medellín que en enero es Colombiatex de las Américas (enfocada a fabricantes de tejidos y proveedores de la industria) y en julio  la Semana de la Moda de Colombiamoda (fundamentalmente marcas y muchas modelos luciendo ropa y tipo). Yo, que soy muy profesional, voy a la que interesa;  la de proveedores de la industria textil que no la más glamorosa de las modelos; dejo la parte buena para Pere y José María… ¡sería por eso que Carlos no se quiso pasar!!!

 

En fin, que la razón fundamental, aparte de visitar clientes  (bueno y potente como Crystal  con el que estamos trabajando mucho especialmente en China y que es una empresa con unos niveles de eficiencia que darían mucha envidia en Europa) era acudir a la conferencia que Fernando, nuestro Director Comercial en Logisfashion Colombia, pronunciaría sobre ecommerce y las necesidades logísticas al día siguiente.

medellin

Nos llevamos a Fernando a cenar a mi restaurante favorito en Medellín (el Carmen cerca del Parque Lleras) para que se distrajera y redujera los nervios de verse ante un auditorio de más de 500 personas.

Y funcionó, vaya si funcionó: claro, seguro, con temple, explicándose bien, serio…una gran faena sin duda.

 

 

¡Enhorabuena Fer, el equipo de Logisfashion Colombia demostrando lo que sabe y lo que puede aportar a los clientes!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De celebraciones familiares en Colombia

O soy muy oportuno o la familia Villa celebra y celebra y no deja de celebrar…

Después de pasar por México a comprobar la buena salud de la operación y de un viaje relámpago a Medellín donde visitamos a nuestro ya cliente Crystal con el que operamos en México y China y esperamos en breve también tener la oportunidad de trabajar con ellos en Colombia, llegué a Bogotá un viernes por la tarde.

En Medellín tuve ocasión de presenciar la llegada al hotel la noche anterior de un equipo uruguayo (Defensor de noseque) que acababan de ganar al equipo local (Nacional de Medellín) en las semifinales de la Copa de Libertadores. Se les veía contentos…muy contentos….y venían escoltados por un grupo muy festivo. Yo, que soy muy vivo, ya me vi algo venir mientras me tomaba una cervecita. Al día siguiente algo le comenté a Pere sobre la fiesta que se habían corrido….y efectivamente, tal fue así que salió en los medios locales…drogas, sexo y rock&roll en el Intercontinental de Medellín…con fotos bastante explícitas de lo ocurrido (creo que me pareció ver a la escultural aunque madurita mujer del Presi en los brazos del portero y figura del equipo).

IMG-20140610-WA0003Como decía, llegamos a Bogotá y después del atasco de rigor, Carlos nos confirmó el plan para el fin de semana que consistía en: Viernes por la noche; recepción en el Museo del Tequila donde su primo George (el gran George que tantas alegrías nos dio durante su estancia en Barcelona) celebraba su cumpleaños. Cabe aquí decir que, después de 2 días en México todavía no había pisado restaurante mexicano alguno pues por h o por b ambas noches había acabado en restaurantes españoles (de los que soy  cero fanático cuando viajo). Pues tocó en Bogotá y, si bien pensaba que el primo George se nos había domesticado, fue que no. Cayeron una tras otra botellas de Herradura reposado por lo que no me preguntéis por la comida (decían que no valía mucho pero después de la quinta botella…que quieres que te diga…). Ocho cayeron, ocho y no eramos ni veinte con las esposas (que creo que beben menos).

IMG-20140610-WA0001Este primer evento dificultó, sin duda el segundo que tenía lugar a la mañana siguiente. Me cuesta entender los horarios colombianos; comunión de la niña de Carlos a las 9 am!!! Menos mal que Carlos, con buen criterio, tuvo la amabilidad de invitarme sólo a la comida en el gran Andrés Carne de Res. Costó llegar porque se come pronto y se atasca uno mucho.

Con George de punta en blanco después de la mala cara que le vió acabar la noche anterior (nada comparable a la de su amigo Pacho…el borracho…) acabamos llegando una hora tarde pero…vaya homenaje nos pegamos!!!

No me extiendo sobre el AndrésIMG-20140610-WA0002 porque ya lo he hecho anteriormente y es, posiblemente, el restaurante más curioso del mundo. Hay que ir para verlo pero he de decir que lo de menos es la comida (y eso que no se come nada mal) sino toda la parafernalia alrededor de la misma…

Y para el domingo lo mejor…o eso pensaba yo….ver como el Atleti se proclamaba campeón de liga lo que nos permitiría pegarnos una gran fiesta bogotana (para variar). Para eso había que ganar al Málaga en casa y que el Barça no ganara en Elche. Además lo vería con Pere que, como todo catalán con el Rh adecuado, es culé a muerte (como todos sobre todo cuando ganan…) y no me olvido que Carlitos me guarda las apariencias pero tiene un pasado oscuro…

No saldría bien el día hasta el punto que resultó ser el día de la madre (no debe de ser un asunto muy serio porque cada país lo pone cuando le sale de las narices pero parece que en Colombia es cuestión de estado) y Carlitos se negaba a abandonar el hogar familiar ante la amenaza por parte de María Isabel de todo tipo de represalias.

IMG-20140610-WA0000No pasa nada Carlitos…nos plantamos en tu casa como 2 campeones! Con camisetas del Atleti para dar y tomar…fueron cayendo las cervezas y el tema se fue animando; y marca el Málaga…pero empata el Atleti…y el Barça sigue empatando…y acaba el partido en Elche y queda el descuento y si el Atleti marca es campeón y…se queda sólo Adrian y chuta a la escuadra….y la saca el puñetero portero del Málaga….bluffffffffffff!
Pues nada, más alcohol y ya seríamos campeones la semana siguiente en el campo del Barça y más gintonics…y un puro de los que le regalamos a Carlos por su boda (hace 5 años ya y ahí siguen!!!).

Vaya que nos hicimos fuertes y nadie nos movió de allí hasta las nueve de la noche…

Seguimos en Colombia…ahora para Medellín

Y fue llegar al hotel Intercontinental de Medellín con ganas de parranda, pues no en vano nos acababan de confirmar el primer proyecto inhouse para LogisColombia, que recibimos el mensaje de Inexmoda que, como parte de la feria Colombiatex, justo en ese momento empezaba la fiesta de cierre de la edición…la fiesta del Denim a la que, por supuesto, estábamos invitados. Todo se unía a nuestras ganas de diversión, y es que en el hotel donde nos alojábamos (un poco ajado pues ya pasaron sus buenos tiempos) Pablo Escobar celebraba, en dichos buenos tiempos, megafiestas orgiásticas con mujeres, animales, alcohol y creo que también algo de drogas….vaya, vaya…

IMG-20140213-WA0003

Todo prometía pero, como suele ocurrir en esas situaciones, todo quedó en agua de borrajas pues, entre que se puso a llover, que muchas ganas de fiesta la gente que salía de currar todo el día no tenía y que había que pagar las copas (vaya fiesta más rara) no dio mucho de si. Por ello, con gran acierto por parte de Carlos, mantuvimos y alargamos la reserva que teníamos para cenar en el restaurante de moda de Medellín. El Carmen, teóricamente especializado en carne de cerdo pero que realmente tenían de todo…y rico, muy rico. Ya con el estómago lleno, nos dirigimos al antaño centro nocturno de Medellín (bien lo recordaba de mi último viaje 4 años atrás): el Parque Lleras. Dicen que en Medellín la rumba no para el fin de semana pero que, entre semana, la gente trabaja…y también dicen que el Parque Lleras no es lo que era…y así fue; no duramos mucho en desplazarnos a uno de los bares nocturnos de los múltiples amigos de villa que te vas encontrando por Colombia (a todo se suma que como le reconocen por alto muchas veces le confunden con sus hermanos lo que multiplica por 3 las ya muchas posibilidades de no pasar desapercibido…): No estaba mal el Sinko; por lo menos animado y con cierta gracia.

A las 6 ya estaba dándole en el gym…acaparando la máquina de correr ante la mirada pendenciera de los que esperaban (haberse levantado antes…). Y después de un copioso desayuno antioqueño (otra cosa no pero colesterol a cucharones…) empezamos la cargada agenda de visitas. Gente trabajadora y emprendedora en Medellín…se nota buen IMG-20140213-WA0005sitio para hacer business; Ondas de Mar, Crystal con su espectacular almacén y Hermeco para completar un día intenso de visitas sin ni siquiera parar a comer. Y por la noche, ya en solitario pues Carlos y Pere se me fueron a trabajar en el proyecto Pepe Ganga en Bogotá, de cena con mis amigos periodistas (Pilar de Modaes y Jaime de Noticiero), como no en el Parque Lleras…por cierto la gastronomía tampoco es el fuerte del Parque Lleras….Y aunque tratamos de tomar una copa, entre que en el sitio más de diseño que se debían pensar competían con NYC, no me dejaron entrar por llevar zapatillas (y deje a todos sin poder entrar) y que los otros estaban muertitos…a casa tempranito. Eso si, venían acompañados por un periodista mexicano inasequible al desaliento, con el que lo intentamos por activa y por pasiva pero…lo que no pué ser no pué ser y además es imposible…

Curioso por trágico la historia de las torres Space que era/es un complejo de 6 torres de lujo recién construidas justo detrás del hotel, en pleno barrio de El Poblado de Medellín. Parece que la constructora (propiedad de un exgobernador de Antioquia) se cubrió de gloria y utilizó materiales de baja calidad. Esto provocó que, en octubre pasado, la torre 6 se viniera abajo matando a 12 personas (había sido previamente desalojada pero estaban los ingenieros evaluando si había riesgo de hundimiento…y vaya si lo había, 10 de ellos murieron en el siniestro junto con un par de vecinos a los que se había permitido entrar para recuperar sus enseres…). Pues bien, ahora, entre toda la polémica, han decidido que hay que derribar las otras 5 torres…pues no hay garantías de que no pase lo mismo. Imaginad el follón montado pues están situadas en medio del barrio que escala la montaña…no quiero ni pensar el follón que se producirá.

Ya para acabar; después de ver varias de las películas candidatas al Oscar; por ahora, y a falta de ver la semana que viene Nebraska (en la que tengo todavía bastantes esperanzas) me quedo, sin duda con El Lobo de Scorsese…peliculón y actorazo Di Caprio!