Este verano … ¡a Bali, Indonesia!

Primera parada en Indonesia; probablemente el destino más turístico, donde primero se empieza a conocer este inmenso país y, donde, curiosamente por lo turístico que es, más maravillosa es la gente. De Bali destaca especialmente eso: Su Gente.

lo mejor de bali su genteEn un país inmenso, con más de 600 islas desperdigadas en 3 husos horarios alrededor del Ecuador y más de 250 millones de habitantes (el cuarto del mundo), Bali es un reducto hinduista en el país con mayor población musulmana del mundo.

Y tal vez esta amabilidad venga por este espíritu sencillo de laissez faire de los hinduistas en contraste con religiones monoteístas mucho más intrusivas.

Te dejan hacer con una naturalidad y simpatía que te desarman. Y hablo con conocimiento de causa porque gestionar la relación con Alex (mi hijo pequeño con autismo) no es precisamente fácil y estamos muy acostumbrados a las malas caras…pues nada de eso, todos nos daban lecciones sobre cómo gestionar sus obsesiones…o sobre cómo hacer para gestionarlas sin un mal gesto.

 

Lo mejor de Bali… ¡su gente!

 

Bueno, salvo en el hotel de Munduk (precioso hotel enclavado en la montaña en una plantación cafetera al norte de la isla) donde le pedí que diera un beso a una camarera que se había portado con extrema simpatía. Alex estaba sembrado y se levantó corriendo a abrazarla. El susto que se pegó esta y el resto de camareras (otra característica de Bali es lo pequeñitas que son) hizo que Alex se creciera y empezara a perseguirlas por el restaurante con la mejor de las intenciones. Ellas salieron disparadas a encerrarse en la cocina (asustadas ante la efervescencia amorosa de Alex) que las perseguía por el restaurante mientras no podíamos dejar de reírnos. Todos nos reíamos salvo una pareja de ingleses estirados con también dos niños que nos hicieron la cruz.

He de decir que, probablemente, también había influido que, por la tarde, habíamos copado el jacuzzi calentito desde donde vimos la puesta de sol a 2.000 metros de altura con la majestuosa vista del mar al fondo y lo que creo era el Monte Raung ya en la isla de Java. Si, probablemente esto influyó negativamente, pero es que se estaba también dentro, incluso mejor que en la piscina de aguas infinitas climatizada (porque hacía frío…) aunque no tan calentita como el jacuzzi.

 

Todo empezó con un error…

 

Era nuestra primera parada real en Bali y todo empezó con un error en la agencia que había reservado en las mismas fechas del mes siguiente…y el hotel estaba a tope…17 de agosto ya se sabe.

A duras penas conseguimos una habitación para esa noche y que los dueños nos dejaran la habitación de la hija para la segunda noche (no estaba mal dicho sea de paso…la habitación me refiero…).

No fue el comienzo soñado. Adicional, yo llegaba con un buen constipado de la escala en Doha (parece mentira que puedas pasar tanto frío en un sitio tan caliente…que manera de derrochar energía tiene esta gente) y el viaje se me hizo un poco largo. Paramos a visitar un par de templos, uno en un lago y otro, Tanah Lot Pura, en una roca sobre el mar. Tal vez demasiados turistas…no era precisamente un ambiente mágico de recogimiento.

Curioso el templo protegido por una pequeña serpiente marina parece que es tremendamente venenosa.

Y en un pequeño local pudimos conocer a un zorro volador (ya os contaré más adelante) y a las famosas civetas que, a través de su aparato digestivo, “tratan” los granos de café arábico para crear el famoso y carísimo Luwak o café “cagado” por estos curiosos animales.

Pudimos probarlo y, afortunadamente, no logramos detectar las notas aromáticas que nos vendían como incomparables. Esto lo hicimos antes de ver la materia prima directamente recogida de las jaulas de los animales… ¿A quien se le ocurriría que las enzimas digestivas de estos bichos podían mejorar las notas sensoriales de los granos de café? Imagino que a alguien con iniciativa marketiniana al que las civetas se le comieron los granos recién cultivados…

Nuestra siguiente etapa el parque nacional de Bali Barat, situado al oeste de la isla desde donde se ve perfectamente Java.

Aparte de monos y ciervos, el parque es uno de los mejores lugares de Bali para bucear, exactamente en el enclave de Medjangan.

Y allí, en el hotel con el mismo nombre situado idílicamente en el parque natural, y mientras hacíamos checking, nos volvimos a encontrar con la familia de ingleses. La cara de la señora fue un poema al vernos.

 

 

¡Otra vez los rubios diabólicos!!!!

Maravilloso el snorkeling, aunque un poco transitado (¡el año que viene bucearemos de verdad, prometido!) y no menos agradable el masajito en el SPA con vistas a la bahía y el volcán de fondo natural (un espejo situado estratégicamente permitía la visión mientras recibías el masaje).

Paula dio la nota perdiéndose por el parque mientras hacía jogging al anochecer y ser perseguida, según ella, por una manada de ciervos enloquecidos…

 

Finalmente Ubud

Y ya Ubud, el centro de peregrinación cultural de la isla y lugar de culto para los amantes del yoga y de los arrozales.

Paisajes estos increíbles, como también lo era el hotel donde nos alojamos (Wapa di Ume).

Cincuenta sapos capturados por Gueorgui poblaron durante horas la bañera de los niños (afortunadamente en cuartos separados) con el consiguiente conflicto con la dirección del hotel. Finalmente fueron liberados antes de que las cosas fueran a mayores.

Ubud también es famoso por su “Monkey Forest” donde estos simpáticos animales hacen todo tipo de tropelías a los turistas que les dan de comer, y por sus masajes baratos. ¡He de decir que es de los pocos masajes que me he dado en el viaje donde ni me he dormido, ni se me ha hecho corto porque el local (y la masajista) eran un poco guarrillos, pero…por 7€ que esperas malandrín!

El pueblecito está atestado de turistas y de restaurantes con encanto. De los que probamos, el Hujan Locale fue el que más nos gustó. Hay otros más renombrados de cocina de autor (Mozaic) pero no procedía con los enanos. Nos habían recomendado mucho el Ibi Rau, pero a mí personalmente me pareció normalito…si acaso mejor el Café Wayan en la misma calle.

Curioso el Ubud market en plan mercado de artesanías con cierta gracia por lo caótico. Especialmente divertido si vas con Alex empeñado en comprar todo aquello que no se vende, sino que decora los locales. Finalmente hizo su agosto un vendedor que tenía en la tienda un reloj del Chelsea que acabó vendiéndonos a precio de oro…

 

 

Este viaje no ha acabado … siguiente etapa: Visita al Dragón de Komodo!!!

La maleta que no quería llegar

Ya lo decía yo, con mi famoso maletón verde limón esto no hubiera pasado. Y es que fue cambiar de maleta en este viaje en que estaría fuera menos de una semana y correr todo tipo de desventuras persiguiendo la maleta.

Todo empezó raro cuando, en el aeropuerto de Barcelona, empezaron a echarse la culpa entre American e Iberia. Ésta última porque no le dejaban sacar las tarjetas de embarque del trayecto final Miami-Medellín y la primera porque los de Iberia no sabían cómo hacerlo. Posteriormente decidieron tirar por la tangente asegurando que si no salía es porque no tenía la ESTA en regla para pasar por EEUU y que, por supuesto, no tenía nada que ver con ellos.

A ver”, intenté razonar con la señorita de American adonde me derivaron desde Iberia, “si acabo de volver desde EEUU el mes pasado sin problemas” …  “pues algo has hecho mal con la reserva”… “hombre, yo desde luego que no, si acaso en la agencia pero….coño, soluciónenlo que es su sistema…y mi ESTA es correcta”

Partidita de pingpong, al final me sacan la tarjeta en American, pero me mandan a Iberia para facturar, la de Iberia me dice que los de American me han puesto nosequeleches de seguridad y que en Madrid me van a revisar hasta los calzoncillos…que no me puede sacar la etiqueta de la maleta hasta Medellín; bueno, que me lo puede hacer a mano. “No se preocupe, ya la agarro yo en Miami y hago el transfer”. De todas maneras, en el aeropuerto de Miami nunca se sabe cómo hay que proceder y me quedo más tranquilo viendo mi maleta llegar.

Pero no llegó. Una hora de espera mientras contemplo desolado que todos mis compañeros de vuelo van recogiendo las maletas. Caos de aeropuerto, por cierto. Me empiezo a poner nervioso y pido la ayuda de una amable señorita que atiende a los pasajeros de American (no soy el único en problemas). Me presta más caso del que merezco. Me acompaña, me asegura que mi maleta ha llegado porque lo dice el sistema. La buscamos. No aparece en la cinta ni en los alrededores. Obvio yo busco mi maleta (una Piquadro azul). Me sorprende cuando me dice convencida que he de mirar la etiqueta, no la maleta, que lo que importa es la etiqueta. Hombre, yo preferiría llevarme mi maleta, aunque la etiqueta diga lo contrario. Finalmente, para quitarme de encima (fue un día en que tenía la sensación de molestar allí donde estuviera) consulta el ordenador y me dice convencida que la maleta la recoja en Medellín, que ha llegado y alguien (¿un ángel de la guarda?) la ha reenviado a Medellín…

  • “Pero si venía facturada a Miami”
  • “No importa, te llega a Medellín…y corre que pierdes la conexión!”.
  • Sin duda, no sabía cómo darme puerta.

 

No sólo llegamos a Medellín con 2 horas de retraso (a mis 5 de la mañana, por cierto) sino que José María, que se me había incorporado en Miami él habiendo hecho escala en Londres, recogió su maleta con absoluta tranquilidad (facturada desde Barcelona). De la mía, como era lógico, Sin Noticias. Que no me preocupara, que me llegaría en el vuelo de la mañana siguiente, que se había quedado en Miami.

Para no hacer el cuento largo, 48 horas después había abierto 4 canales de comunicación con American y la maleta sin llegar. Y mi problema es que se acababa la feria por la que habíamos ido a Medellín (Inexmoda: La semana de la Moda en Colombia) y tenía vuelo a Santiago esa misma noche:

 

1.     Yo hablaba con Medellín. Cada vez con una interlocutora diferente que atendían estoicamente mi nerviosismo creciente. Si me han perdido la puñetera maleta, díganmelo por favor, no concibo que sean tan incompetentes en Miami para no ser capaces de enviarla si la tienen controlada. No se preocupe, me contestaban retóricamente porque si que lo estaba, yo mando un mensaje a mis compañeros de Miami y a ver si hay suerte y llega en el próximo vuelo…aunque mejor llame Vd. que le harán más caso…

2.     Indignado publiqué un tweet al que me respondieron que tomaban nota desde American y que el departamento de maletas estaba haciendo todo lo posible para satisfacerme. Les dije que una forma fácil de conseguir mi satisfacción total era meter la maleta en un avión con destino a Medellín, que no era tan difícil. Ahí se pusieron serios y me pidieron los datos de la maleta (la primera respuesta eran fuegos de artificio) y la reclamación. Finalmente, ante mi viaje inminente a Santiago, que les diera la dirección del hotel en Santiago que me lo mandaban…

3.     Por su parte, Raquel desde España hablaba con American España y un iluminado le comunicó que la maleta no la enviaban porque estaba pendiente de que yo firmara un papel en la aduana…y que yo lo sabía (en plan rollo Julio Iglesias…). Por supuesto novedad total para mi….

4.     Fede me hizo el favor de llamar a American Miami donde, después de muchas vicisitudes y de conseguir unos números de referencia internos que sólo ellos sabían pero que teníamos que proporcionarles nosotros (sic) nos mandaron un mensaje a las 4 de la tarde que la maleta llegaba esa tarde a Medellín…que qué hacían con ella? Por Dios, que no la toque nadie que yo la recojo esta noche cuando tome el vuelo hacia Santiago.

 

Por increíble que parezca, allí estaba. La recogí en American. La maleta estaba destrozada (es cierto que ya era una maleta vieja que pensaba jubilar en breve) y, después de 48 horas extraviada, como única disculpa me hicieron firmar un papel de que me lo entregaban. Que reclamara al maestro Armero me vinieron a decir cuando le dije que alguien la había abierto (en este caso a la TSA o aduana americana…seguro que me iban a hacer mucho caso…)

En fin, que la recogí e inmediatamente, sin darme tiempo a darle muchas vueltas, la volví a facturar con destino a Santiago. Mañana sería otro día y vería si seguía teniendo espíritu viajero mi maleta.

Como bien me dijo mi amigo Derek (gurú tecnológico): “siempre que vuelo coloco a mi maleta un aparatejo llamado Lugloc, que debe de ser una especia de GPS, con el que gozo de sus viajes  cuando difieren de los míos…”

 

 

foto credit

Photo by Samuel Sosina on Unsplash

 

De manjares mexicanos y panameños

Por fin consiguió Yuri llevarnos al restaurante Porfirio’s  “alta cocina mexicana” según reza la web. Muchas veces lo intentó y, debo de decir que finalmente nos lió y la experiencia no fue espectacular. Tal vez porque me pilló destrozado recién aterrizado en México, tal vez porque hacía frío en la terraza donde Yuri (viciosillo él) nos colocó para poder fumar un cigarro tras otro o fue tal vez la comida que no se pasaba. No lo sé.  

Disfrutando y trabajando en Miami …

Acabamos el viaje a Colombia dando el salto de Barranquilla a Miami. Logisfashion tiene una operación interesante en Miami con un potencial de crecimiento inmenso. Para 2020, nuestro Plan Estratégico tiene a EEUU como uno de sus pilares de crecimiento y la puerta de entrada será Miami donde ya estamos haciendo operaciones de ecommerce para marcas españolas.
 

El Mortons de Shanghái con Cristóbal

imageCuando llevas una semana en la India y llegas a Shanghái lo primero que quieres hacer es buscar un restaurante donde tomarte un buen pedazo de carne. Y eso fue exactamente lo que hice, nada de experimentos ni de comida china, carne, cuanto más grasienta y sanguinolenta mejor que mejor.

Probablemente, había sido un buen presagio la reunión con nuestro partner en Shenzhen, que no solo nos enseñó la nueva FTZ de Qianhua donde seguramente empezaremos a operar y que es una buena alternativa a los precios prohibitivos de almacenes en Hong Kong, sino que al despedirnos su adlátere nos entregó una caja a Alvaro y otra a mí con lo que definió como una “masterpiece para sellar nuestra amistad”.

Esto es muy chino y sin abrirlo le mandé un mensaje agradeciendo la amabilidad y sobre todo la preciosa y delicada obra de arte que nos había regalado.

imageWhatsapp de Álvaro al llegar al hotel:

¿pero tú has visto lo que nos ha regalado el personaje este?”   Sin comentarios…

Justo coincidió que estaba por esos lares mi buen amigo (y peor cliente…micro cliente lo tildó alguna vez alguien que le aprecia mucho) Cristóbal. Hombre de buen vivir y mejor comer, me esperaba ávido haciendo hueco entre su ocupada agenda de Teppanyakis en Hangzhou y pizzerías en Shanghái (más alguna que otra reunión con El Corte Inglés).

No recibí menos de 5 mensajes para conocer mis coordenadas y saber cuándo llegaría para ir a cenar.

Macho, yo tengo que pasar por el gimnasio que tengo que quemar el chuletón que me voy a comer…” y es que sólo pasaba una noche en Shanghái y no me pierdo el gym más la saunita del SPA del Intercontinental…hay que amortizarlo “Vamos a ir a una pizzería que conozco cerca del hotel….blablablá” . Déjalo Cristóbal, hoy vamos a comer carne, elige sitio que invito yo” “Ahh, invitas tú…” se le iluminaron los ojos…”carne…mmmhhh….¿el Mortons?” Es probablemente el sitio más caro de carne pero la verdad es que la carne es deliciosa….y no estaba para muchas bromas, quería carne y punto. Ni siquiera tuvo que utilizar su viejo truco de: “hoy pagas tú que yo pagué la última vez…” “¿Cómo? Si pagué yo….” En ese caso, si no cuela, responde hábilmente: “bueno, pagamos a medias…y no discutimos…” y sigo esperando que alguna vez pague él… todo con mucho cariño, claro está, porque cuando estas cosas se hacen con gracia sólo queda aplaudir y sacar la cartera…. Joder!Vaya cena nos pegamos. Y como no era cuestión de ponerse pejiguero, lo bañamos con un Marqués de Riscal Reserva a 80 euracos la botella. Ya saciados, mi amigo que de esto sabe un huevo, me medio convenció para montarnos en la India.

“Juan, tú necesitas a alguién como yo para dar el salto…con mis contactos y mi savoir faire”

Todo me lo decía mientras encendía un Montecristo (¡que narices, por un sitio donde te puedes fumar un puro después de una comilona así!) y nos servían una copa de coñac francés. Para el puro me comió la oreja a mí, para el coñac al camarero preguntándole por el dueño del restaurante al que, seguramente no conocía, pero su seguridad nos hizo pensar a todos que eran íntimos. Ya saciados y chispados (y después de una cuenta (maidan) con un 3 delante y más de 00 después), nos dirigimos al Apartment (lugar de culto en Shanghái aunque sin poder sustituir 100% al desaparecido Velvet) donde no había mucha gente pero si un grupo de modelos celebrando con sus amigos lo que interpretamos era el cumpleaños de alguna.

image“Bueno, macho…hoy pagas tú que yo invité la última vez que salimos de copas….”

Lo dicho, UN PROFESIONAL….

No lo supe hasta que llegué a Saint Emilion

Mira que yo siempre decía que el vino francés bien pero la relación calidad precio mucho mejor la del vino español. Que por 15€ te tomas un muy buen vino en un restaurante en España y que en Francia pagarás eso por un vinazo corrientucho. Y lo mantengo; es cierto que  en España en los últimos 20 años las cosas han cambiado de manera significativa, pero también es verdad que en los vinos de calidad alta el vino francés está 3 o 4 escalones por encima.

IMG_1350Y esto no lo supe hasta que llegué a Saint Emilion. Villa medieval que debe su nombre a este santo que parece ser pasó un par de noches en el pueblo hace muchos siglos. Y es que el pueblo merece ya de por si la visita. Con sus escarpadas y empinadas  callejuelas que reciben el nombre de Tertres y donde cenamos en un coqueto restaurante del mismo nombre donde, a parte de comer un delicioso Coq au vin, beber un espectacular Clos Badon (cuyo precio le omití a Paula para que lo disfrutara sin sus prejuicios familiares…) y tener una animada charla con su dicharachero dueño que nos explicó (por capítulos) su viaje a España recorriendo en una semana toda la península, sobre todo disfrutamos viendo las dificultades de los turistas (especialmente las mujeres) en subir y bajar la cuesta sin resbalarse (desgraciadamente no presenciamos ninguna caída espectacular…sólo amagos). Ahí fue donde me empecé a dar cuenta que pagar 80€ por un vino se podía hasta disfrutar. Es verdad que tal vez, ver a tantos chinos en un lugar tan recóndito para ellos, le quita un poco de encanto. No se, a lo mejor se lo da pensando que llegan sólo los muy ricos dispuestos a pagar 500€ por botella en las numerosas tiendas de trata de vinos.

IMG_1342Aunque el placer de correr en pareja por la mañana, después de una reparadora noche en el hotel Pavillion (4 habitaciones en un chateau sobre viñedos, todo con mucho gusto), entre viñedos parriba y pabajo y dejando de lado los preciosos chateaux es algo difícil de olvidar…ay que me pongo tierno!.

Después que bien sienta el desayuno con tu zumito natural, croissants recién horneados, baguette todavía caliente con ricas mermeladas caseras y tu cafelito todavía humeante (yummm).

Pero quedaba todavía el plato fuerte; después de la imprescindible visita a la catedral monolítica (construida en la roca) más grande de Europa, procedimos a visitar la bodega Chateau Guadet donde nos recibió su propietario, Monsieur Guy Petrus (si, de nombre propio Petrus pues su tía abuela fue la fundadora de la famosa bodega). Él no tiene ahora nada que ver con los Petrus pero conserva el nombre generación tras generación (por supuesto él se lo puso también a su hijo). No se como son el resto de bodegas en Saint Emilion pero esta visita nos permitió entender que las bodegas en España son de otra manera; más modernas seguro, pero sin el sabor, ni el toque artesanal de éstas.

IMG_1365Todo parece hecho para evitar la masificación de producto y, precisamente por eso, el producto final es el que es (y probablemente el precio también). Impresionante la visita con este gentleman que, sin duda, se pegaba más a Paula que a mi en las fotos, y, especialmente a las cavas donde guardan, apiladas, las botellas de los años 50 y anteriores. Pudimos también entender las diferentes clasificaciones que el consejo regulador de la AOC Saint Emilion hace las bodegas (que no de los vinos) cada 10 años. Así, sólo un 10% (aprox. 50) tienen la categoría de Grand Cru Classé (esta lo era) y no hay sino 13 Premier Classé B y, finalmente, 4 Classé A (estas son las muy, muy caras Chateaux Ausone, Cheval Blanc, Pavie y Angelus).

IMG_1368Y digo lo de muy, muy caras porque, tras la cata y llevado por el optimismo que nos contagiaba Mr. Guy Petrus (“mi vino es mejor que el de los premier pero para ser premier hay que vender la botella mucho más cara de lo que vale”) me envalentoné y le dije que me pusiera una caja de 12 para llevar. Eso si, reaccioné rápido vistos los precios y dije que, mejor de 6 porque no la podríamos meter en el avión…800€ costaba la cajita de 12! Y estas eran las baratas…

Eso si, ya han dado buena cuenta de ellos mi socio Martínez y mi padre; que ellos opinen si merece la pena. Yo creo que si!

Recorriendo el Perigord; foie, trufas y buen vino

Saliendo de Carcassone y recorriendo la campiña del sur de Francia en la región de midi Pirenées; llegamos a la ciudad de Albi, conocida por ser la base de los cátaros que, en su momento, se constituyeron como una secta que quería “limpiar” la religión católica y desprenderse de todos los bienes y vicios provenientes del Vaticano. Como procede cuando alguien te toca las narices y quiere acabar con tu estatus, a los Papas de Roma les hizo la gracia justa y para evitar males mayores pusieron en marcha la cruzada albigeste en la que financiaron ejércitos para acabar con estos “revoltosos”. Acabó el tema en sangría con el sitio final de Montsegur y la célebre frase del Papa Inocencio III al cruzado al mando de la operación de asedio allá por 1244 y cuando ya se preveía la caída de la fortaleza donde se apelotonaban cientos de habitantes:

“Entre y mátelos a todos”

“Su eminencia, ¿es consciente que hay mujeres y niños entre los habitantes?”

“Vd proceda que Dios en el cielo ya separará pecadores de inocentes” respondió con seguridad Inocencio que no se andaba con chiquitas

Y se los cepillaron a todos….

IMG_1307Albi, conocida como la ciudad roja por estar construida en ladrillo de ese color, cuenta con una catedral horrorosa, precisamente construida tras la cruzada contra los cátaros (la cruzada albigense) para demostrar el poder de Dios en la tierra. Es un mamotreto que impresiona por fuera y que, sin duda, es mucho más hermosa en su interior. A su lado se encuentra el museo de Toulousse Lautrec que nació aquí. Merece la pena la visita por entender un poco la tormentosa vida de este pintor famoso por sus litografías de los cabarets de París y por el castillo donde se encuentra con preciosas vistas al meandro del río Garonne.

IMG_1322Más hacia el norte, y llegando a tierras del Perigord, bañadas por otro río hermoso (en este caso el Dordogne), dormimos en un precioso Relais&Chateaux cercano a Sarlat Le Caneda. Hay que reconocer el gusto y el glamour de los franceses. Podemos criticarles por muchas cosas empezando por su chauvinismo pero es verdad que las cosas las hacen de una manera a la que, simplemente, no llegamos en España. Los hoteles, la decoración, ese charme, esa presentación de los platos…

Zona esta de castillos ya que fue frontera durante mucho tiempo con España, merece la pena visitar el de Beignac (situado en una roca sobre el río) y Les Roques donde se puede IMG_1355comprar buen foie, vino de la zona, trufa e, incluso, el plato típico de la región: la cassoulette (una especia de fabada con pato). En todas las poblaciones de la zona (Sarlat, Bergerac…) organizan mercadillos una vez a la semana durante las mañanas.

Y de allí hacia la zona vitivinícola de Bordeaux.

¡Qué malo es el tequila!

IMG-20140721-WA0001Empezamos el fin de semana con una cena de celebración en el Villa María; no es que sea el mejor restaurante pero está bien ambientado para turistas y no dejaba de ser la primera noche de la mayoría de los integrantes del Grupo. La comida aceptable y el trago abundante hicieron que unos se animaran y otros empezaran a notar las muchas horas de vigilia. Entre los primeros, como no, mi socio, entre los segundos, como no, Toni y, por raro que parezca, Pepito Fiestas…debió de ser la altura…Porque más tarde acudimos a la Roma, para ser más exactos, al Bengala, donde el ínclito Walter, hombre maduro él, de largas melenas blancas, DJ a tiempo completo y, a veces, agente de futbolistas, parte y reparte. Es más, porque uno tiene amistades que le abren muchas puertas, que a punto estuvimos de quedarnos fuera por lo descompensado de chicos/as. Utilicé mis artimañas de perro viejo y entramos sin más. A las 3, cuando obligan a echar el cierre de los bares normales, Walter cierra las puertas delanteras y sólo permite el acceso o salida atravesando la cocina por la parte trasera. Como Yuri, generoso él, abrió cuenta y dejó su tarjeta…lo que no acabo de entender es como acabó de comprobar la cuenta…

IMG-20140721-WA0003Y es que  quedaba mucho, mucho más, pero aquí empezaron las dificultades. Tempranito por la mañanita, con alguna cara de circunstancias, autobús para Xochimilco. Es una zona de lagunas (realmente toda la antigua Tenochtitlan lo era) situada cerca de Coyoacan, al sur de la Ciudad de México a la que normalmente no se tarda más de media hora en llegar pero nuestro chófer (el hombre impasible) la convirtió en hora y media.  Es típica entre turistas pero también entre familias o grupos de amigos que rentan unas embarcaciones coloridas llamadas trajineras con capacidad para, mínimo, 20 personas. Propulsadas por unos palos enormes tipo góndola, se va dando un paseo donde lo de menos es el paisaje. Lo gracioso es lo que se lleva (neverita con chelas, tequila y comida para llevar) y lo que te ofrecen las barquitas que se acercan. Por supuesto todo tipo de comidas (tacos, elotes), bebidas (tequilas, cervezas y hasta pulque) y mariachis que te ofrecen sus canciones a 100 pesos la unidad. Tuvimos mucho de todo; desde luego de comer, más de tomar y muchas veces el Rey haciendo el agosto los mariachis con nosotros. ¡Qué fácil es pedir cuando no paga uno!

Subía la temperatura, especialmente la alcohólica, y en una de esas fotos exaltación de la amistad, Juanito Martínez me pasó la mano por la cabeza y…uuuuups, gafas de sol al agua. En un rápido movimiento intenté alcanzarlas pero…se hundieron irremisiblemente en esa agua a la que no me acercaría demasiado…y a la que posteriormente cayó la gorra de Karla en otro rebrote alcohólico. Finalmente alcanzamos puertos sanos y salvos, salvo `por los episodios anteriores que me afectaban muy de lleno (de hecho acabé con la gorra pasada por agua en la cabeza…y sigo con todo el pelo…)

Sin mucho más que contar, nos dejamos caer por la plaza Garibaldi, allí donde se exponen los mariachis para que quien los quiera contratar negocie precio y dirección donde deben de acudir. Este hecho da mucho colorido a la plaza que dicen se pone peligrosa a cierta hora. Hay aquí un local, el Tenampa, famoso donde los haya, pero decidimos acudir a otro no menos famoso pero más de baile como les gusta a los mexicanos…y que a mi no me gusta demasiado. Comimos rico y seguimos con el trago, incluso Martínez y Gonzalo se lanzaron a la pista. En todo esto llegó Yuri y les aplacó los ánimos con una ligereza en el baile que a todos dejó estupefactos.  IMG-20140721-WA0005Salimos y yo creo que no nos sentó bien las descargas eléctricas que te dan a la salida a 10 pesos…luego pensándolo fue eso y no el tequila lo que nos sentó mal…y lo que nos dio mala suerte. Porque después de alcanzar algunos el Rhodesia social club (todos embutidos en el coche de Yuri…mamma mia!) y de tomar alguna copita más, decidimos que una retirada a tiempo era una victoria. Como no era tan tarde, estaríamos a tope para la visita a las pirámides del día siguiente. Pero fue llegar al hotel e ir a tomar unos tacos con Gonzalo (el compañero ideal pues nunca falla por la noche) y darme cuenta que no tenía el iphone.

Mierda!!!!!! Se me acababa de caer en el taxi y éste ya no contestaba, imagino que acabaría rápidamente en Tepito. Vaya día; el mismo día gafas e iphone y todavía me quedaba ver a la mañana siguiente el móvil que tengo en México con todo el cristal inexplicablemente rajado!!!

Si ya lo decía antes que las descargas eléctricas….

Primera parada Atenas ….

IMG-20140629-WA0023Y fue llegar al aeropuerto de Atenas, tomar el taxi en una, he de decirlo, bien organizada cola, y retrotaerme 2 o 3 décadas a cómo eran las cosas antes en España. Es verdad que fue esa impresión y no más ya que me sorprendió el magnífico carácter de los griegos, pero ese taxi cochambroso(y sin aire acondicionado) con el taxista oliendo a sudor de varios días , por supuesto, sin hacer uso del cinturón de seguridad (el mío directamente estaba fuera de uso y no porque fuera de los que emiten el molesto pitidito si no te los abrochas…) y chapurreando un poco de inglés (en eso he de decir que no difiere mucho de los taxis españoles) me sonó bastante familiar con otros tiempos. Esos tiempos en que entrabas en un restaurante en España y parecías molestar, si no a los camareros (que también) seguro que a la bandada de moscas que acechaban las tapas malolientes expuestas al solazo. Y he de reiterar que fue sólo la primera impresión, y que podía haberme ahorrado esta introducción que no hace justicia con el resto de lo que he de decir sobre este maravilloso país, pero es que lo que más me fastidió fue otra cosa que, seguro que antaño y no descarto que ahora, ocurría con los turistas en España, la vueltecita de rigor mientras buscaba complicidad con el tema del futbol (por qué todos los taxistas en Grecia siempre empiezan las conversaciones con el futbol?) para meterme la puyita sobre la tarifa fija que estaba claramente expuesta a la hora de coger el taxi. Los 35€ flat rate se convirtieron en 45€ por la gracia de Dios pero, además, como se imaginaba y así fue, protesté, me dejó en una entrada lateral (cerrada) del hotel que me 20140621_234458obligó a caminar con las maletas y 3 niños y subir y bajar escaleras hasta que llegué a la entrada principal. Allí esperaban Paula y Lili tranquilamente después de haber pagado 10 euracos menos!!!!, y no haber sido lastimadas en su orgullo viajero. Además, en los 15 minutos de espera, tuvieron oportunidad de saludar y ser correspondidas con algún guiño de ojo sabrosón, por el primer ministro chino que se alojaba también en el Intercontinental Atheneum.

Repuesto del trago amargo, y si bien el highlight de las primeras vacaciones familiaresIMG-20140629-WA0030 con todos los enanos, eran las islas, en particular la isla de Sifnos donde mi buen amigo del cole David abrió hace ya 4 años un hotel boutique del que ya os hablaré largo y tendido, Atenas me sorprendió muy positivamente.

Apoyada en ser lugar de tránsito para millares de personas que la utilizan de escala para tomar el ferry a las mas de 2.500 islas que se desperdigan por el mar Egeo y, como no, en la Acrópolis, ha generado un área alrededor de la misma (los barrios de Plaka y Monasteraki) donde gran cantidad de tabernas tradicionales y tiendas de artesanía hacen las delicias de los turistas.

SONY DSCSi bien hay callejuelas y preciosas plazas por las que deambular (no es posible perderse por la gran cantidad de gente que, por otra parte, permite que haya tantos lugares) el gran atractivo, sin duda, son las diferentes perspectivas de la Acrópolis y del Parthenon, pues los mencionados barrios se encuentran  rodeando la montaña y se ven desde todas partes.

IMG-20140629-WA0025Prefiero no recomendar ninguno pues los hay a mares pero me gustó bastante uno en la Via Adriano (al costado del Agora) llamado Diodos (sobre todo le gustó a Alex por su colección de relojes antiguos…).

Respecto a la Acrópolis, prefiero la vista al atardecer que la visita en sí que, aunque es obligada por la historia que la rodea, no deja de decepcionar por las hordas de turistas y por los innumerables destrozos que ha sufrido el Parthenon desde que se construyó en el siglo IV AD para conmemorar la victoria sobre los persas en la batalla de Marathon.Luego fue tomada por turcos, cruzados…y convertida en mezquita, catedral, destruidas sus maravillosas estatuas y, finalmente el expolio británico que tanto IMG-20140629-WA0026duele a los griegos. Por cierto, maravilloso el museo que construyeron en el 2009 y que alberga, aparte de 5 de las 6 cariátides (la sexta en el British…) una original reconstrucción interna del Parthenon rodeada del original por las enormes cristaleras. Hay muchas terrazas desde donde ver atardecer con la Acrópolis de telón de fondo (hotel A for Athens desde Monasteraki y, por original y bien puesta (aunque a precios abusivos) las vista desde el lado sur de nuestro hotel…).

Volviendo a la batalla de Marathon y para recalcar mi gusto por los mismos, insistir en que fue la que convirtió a Grecia en lo que hoy sabemos de ella como cuna de nuestra cultura y de lo que es más importante por lo denostado que está el término actualmente, de la democracia. Y digo denostado porque ahora se apela a la misma cuando nos interesa y se quita de en medio cuando los políticos ven que no se van a salir con la suya. Todos sabréis la historia en que el soldado (creo que Filípides, digo que creo porque si lo afirmara creeríais que lo se por haberlo googleado y de estaSONY DSC manera, a riesgo de equivocarme, me apunto un tantito) recorrió los, exactamente, 42 kms 196 metros para comunicar al Senado (digo yo) la victoria en la batalla. Inmediatamente después cayó fulminado. En ese punto se eleva el Estadio Olímpico que es una réplica del original bastante alucinante y donde se celebraron los JJOO primeros de la historia moderna de los mismos en 1896 (rollo Barón de Coubertain, espíritu olímpico…)y que es punto final de la Maratón de Atenas. Para los de 2004 construyeron todas las instalaciones de 0 incluyendo el Estadio Olímpico…y digo yo que mejor les hubiera ido si hubieran aprovechado el ya construido….