Adiós 2016….bienvenido 2017

👍Se cierra un año apasionante; el primero tras la aprobación del Plan Estratégico en Logisfashion Visión 2020 que nos tiene que llevar a facturar en dicho año 50 millones de euros…Ahí es nada. Especialmente orgulloso del mismo porque es el primero que parimos entre todos en el equipo de Logis….

Y el equipo crece y crece, con gente cada vez más formada, con gente joven que cada vez nos aportan más cosas a los que ya no somos tan jóvenes, aunque tengamos el espíritu (eso no nos lo quita nadie) y la experiencia (que nos quiten lo bailao 😜).

Este año vamos a superar holgados el objetivo que nos habíamos marcado de los 25 millones de € con crecimientos importantes no sólo en los países donde hace poco que hemos desembarcado como Panamá y Colombia, sino, y muy especialmente, también en Europa. Hemos ampliado las instalaciones de Madrid y estamos a tope gracias a las entradas de nuevas cuentas como Funidelia y Barbour; seguimos creciendo en Barcelona con la primera ampliación del almacén de Riudellots que se verá complementado con un nuevo altillo durante 2017. Porque crecen nuestros clientes (mención destacada para el ecommerce que ya supone el 50% de nuestras ventas en España y creciendo) y porque conseguimos atraer a clientes nuevos (pronto comunicaremos ese cliente italiano de lujo que dejará sus instalaciones en Italia para trasladar su logística a Girona creando más de 30 puestos de trabajo…gran noticia, ¡sí Señor!!!).

Y como todo este crecimiento, y el que se prevé para 2017 no se hubiera producido sin un incremento de los equipos de Central, en proyectos, en sistemas, en servicios corporativos, nos hemos visto obligado a crecer también en espacio de oficinas porque esto parecía ya el camarote de los Marx. En enero nos mudaremos a nuestras nuevas oficinas en Santa María con más de 450 m2 y unas instalaciones como las que un equipo como Logis se merece…jeje.

¿Y qué proyectos tenemos para 2017?

No paramos, ni queremos, ni podemos porque nos lo pide el cuerpo. Tenemos que seguir creciendo a ritmos superiores al 20% y eso sólo se consigue con la maquinaria muy bien engrasada, con los procedimientos y sistemas adecuados y el equipo preparado y formado para manejarlos.

Apostamos a tope por Chile con un nuevo Centro de distribución para el retailer de productos de hogar CasaIdeas. Será un centro completamente automatizado de 14.000m2 que nos permitirá abordar nuevos clientes en el país andino. ¿Será también nuestra cabeza de playa para el Perú? Sin duda, ese es el objetivo para el 2018 y allí estaremos.

Queremos seguir creciendo en EEUU, Panamá y Colombia (donde se prevén muy buenas noticias para el primer trimestre) y, por supuesto, seguiremos apostando por México y el crecimiento del ecommerce en el país (a pesar de Trump…). Nuevas cuentas como Salvatore Ferragamo o Tous así lo atestiguan.

Y en otros servicios queremos apostar por nuestra colaboración con Ibercondor en transporte internacional. Debemos de cerrar el círculo de nuestro servicio, desde el origen (China, Vietnam…) hasta el destino final allí donde vendan nuestros clientes.

Cada vez más somos un “player” global y ese es nuestro objetivo. Desde nuestra modestia, competimos con las grandes multinacionales de la logística (los McDonald’s) en la gestión de la cadena de suministro global de nuestros clientes, aportando especialización y servicio frente a marca y estandarización, cercanía y flexibilidad frente a costos de central y rigidez…

¡A por ello equipo!

 

¡20 años no se cumplen todos los días!

Resulta que un 21 de octubre del 96… hizo 20 años la semana pasada, 3 chavales recién graduados en el MBA del IESE, unos ingleses locos y 4 experimentados hombres de negocio, nos citamos en una notaría de Barcelona para constituir LOGISFASHION S.A.

La que en principio, según nuestro plan de negocio iba a ser Logismoda pero que por azares del destino acabó internacionalizándose con el fashion. La que empezó con un capital de 36 millones…de pesetas y con un pequeño almacén en Palau de Plegamans. La que no tenía clientes pero si mucha ILUSIÓN. La que acabó convirtiéndose en la multinacional de logística especializada en fashion y ecommerce más importante de España…y yo no conozco ninguna europea que se le parezca si nos centramos en el tema de la especialización “nuestra razón de ser”. La que facturará este año a nivel mundial más de 25 millones de euros y tiene que llegar a los 50 en 2020…

Pues bien, Logis cumplía 20 años y había que celebrarlo. Por eso y aprovechando la puesta en marcha de nuestras filiales en Colombia y Panamá, durante los meses de septiembre y octubre tanto el comité de dirección, como el ya veterano Consejo nos hemos desplazado a esas tierras con objeto de conocer mejor la realidad actual de la compañía y, como no, celebrar tan magno acontecimiento;

¡que no se cumplen 20 años todos los días!!

Será por celebrar, ya celebraremos la apertura de nuestro primer centro logístico en Palau de Plegamans o nuestro primer cliente en enero del 97. ¿Cuál fue el primero? Depende, al primero que facturamos no tuvo mucho que ver con prendas y si con hierros que hubo de sacar a mano, entre los 3 emprendedores (Carlos Villa, Juan Martínez y el que suscribe), de un almacén lúgubre de la tienda de C&A  en la calle Pelai en una noche helada de enero barcelonesa. Si hablamos de prendas fueron unas 150 prendas de niño de un cliente de ropa infantil ya quebrado hace mucho tiempo de nombre Next Generation. Allí entró a apoyarnos nuestra primera empleada; Estel, que luego nos reconoció que pensó que estábamos locos…y  que, ¡20 años después sigue con nosotros!

Hemos tenido de todo en estos 20 años. Y hemos tenido de todo en este viaje. Desde el temblor en Medellín nada más llegar al hotel y que viví en una planta 15, hasta las aventuras en la selva con el Presidente, las serpientes y los caimanes. Restaurantes de todo tipo en la bella Cartagena, rones en el Café Havana y tequilas donde no tocaba.

Me detengo en lo del temblor porque, si bien he vivido muchos en México, me asustó la presteza con la que los locales abandonaron el hotel tirándose en tropel escaleras abajo. Fue una escena realmente caótica pues todo nuestro piso estaba ocupado por los corredores de una vuelta ciclista a Colombia para veteranos que, bicicleta al hombro como si fuera el fin del mundo, tomaron las escaleras y se lanzaron a tumba abierta. Arrasaron con lo que encontraron y esta sensación de huida desesperada me aturdió. Yo siempre mantengo la calma en estas situaciones y adicionalmente bajaba detrás de un ancianito que llevaba su ritmo en zapatillas de andar por casa y que fue completamente arrasado (él y yo que no me atreví a dar el paso) por la horda ciclista. Quedó la anécdota en un susto (y en la pérdida total de dignidad por parte de los ciclistas que bajaron a tropel y en paños menores) y, tras una cena en el maravilloso Carmen, hubo que regarlo con algún que otro ron en la terraza del hotel Charlee (único sitio al que se puede ir en el antaño animado Parque Lleras ahora tomado por los bares de chicas de “prepago”). Por cierto, vaya tormenta mítica que nos echó materialmente de la terraza. Bueno, para ser precisos, echó a todos menos a los de siempre…

cartagenaHablando de restaurantes, y mezclando viajes, nos defraudó Harry Sasson en Bogotá (hasta el punto que ni tocamos el que había en el Charleston Santa Teresa, nuestro hotel de Cartagena. No falló el Carmen de Cartagena (lógicamente de los mismo dueños) y El Gobernador by Rausch en un precioso hotel boutique de los que tanto abundan en Cartagena. Deliciosos los ceviches de La Cevichería y el Café del Mar para tomar un roncito viendo el mar a la noche. O bien, si no estáis alojados allí, el Santa Clara y su patio para tomar una copita (que pena los sonidos artificiales selváticos que le ponen creyendo que es lo más y que es lo  más molesto y menos apropiado que se me ocurre…)

Eso sí, donde sea,  siempre acompañado de un gran anfitrión como Carlitos; ya sea a las islas del Rosario en lancha con la nevera repleta de vitaminas para hacer más ameno el viaje, ya sea a visitar el pasado colonial de Cartagena con el Castillo de San Felipe y el monasterio de la Mola, ya sea a los mejores restaurantes, a comer langosta caribeña o pargo “achicharrado” o ya sea al Tayrona a ver animales en un entorno idílico (aunque reconozco que más aventurero de lo que pedía el viaje…)

tayrona

“Con las manos en la masa”

La verdad es que al escribir esto ya he pasado nuevamente por Bogotá. Llevo una racha de viajes que se me hace difícil planificar los posts y llevar una bitácora  accesible para quien me siga. Siento, por ello, mezclar historias o restaurantes que pertenecen a viajes diferentes. Puede ocurrir y tampoco me preocupa demasiado pues el orden no ha sido nunca el objetivo de este humilde blog.

Así, puedo hablar de 2 visitas al precioso hotel de la Ópera en Bogotá (uno con el Comité y otro con el Consejo…); justo al comienzo del Centro Histórico la Candelaria y a 2 pasos de la Plaza Bolívar donde se sitúan los edificios más representativos de Bogotá: la Catedral, el palacio de gobierno, el ayuntamiento, la casa Nariño (hogar del Presidente) y el Palacio de Justicia. Éste último totalmente remodelado tras ser destruido en 1985 tras la toma del mismo por el grupo guerrillero M19 y el posterior asalto que no hizo sino aumentar la carnicería del ejército colombiano que no dejó vivo ni al tato (bueno, alguno que luego fue alcalde de Bogotá sí que salió vivo). En total más de 100 muertos con varios desaparecidos que, muchos años después, fueron reconocidos en fosas comunes…no suena bien, ¿verdad?

en-la-candelariaAhora intento darle forma porque esto me lleva a muchas historias apasionantes que son hitos del psique colombiano. El primero, como no, me hace enlazarlo con el reciente referéndum (justo mis viajes fueron 2 semanas antes y una después del fiasco). Lo que iba a ser la fiesta de la paz se convirtió en una pesadilla para muchos colombianos de buena fe. Nadie entiende desde fuera que se vote NO a un proceso que traería la PAZ después de 50 años de barbaridades. Por muchas concesiones que se hagan y después de una campaña donde las voces en contra eran mínimas aunque poderosas (Uribe, siempre Uribe…), por sólo 50.000  votos y en unas elecciones donde hubo casi un 60% de abstención, los colombianos, en todo su derecho pero de manera, reitero, poco comprensible lo rechazaron.

Esto abre un periodo de incertidumbre que ha generado una movilización popular nunca vista en Colombia que podría llevar a que se llegara a una solución final empujada por el pueblo y no por los políticos. Y esta podría ser una de las causas del rechazo al proceso: la baja popularidad de sus políticos y, especialmente de su Presidente Santos que, a lo Cameron, pretendió jugarse al todo o nada el Proceso de Paz y le salió cruz…bueno, al menos se llevó el Nobel que algunos opinan era lo que realmente buscaba.

carlos-y-toniAhora está la plaza llenándose de acampados que protestan en general (vi incluso pancartas anti taurinas) y llegan hasta la misma esquina donde se puede visitar la Casa del Florero.

Es este uno de los puntos clave de la Independencia de Colombia (la historia siempre se cuenta como se quiere o como es más divertida). Parece que el robo del susodicho florero o la no cesión por parte de unos hacendados españoles, generó revueltas que fueron el detonante o la excusa para el comienzo de las refriegas que llevaron a la liberación de Bogotá. No es que le de mucha verosimilitud a la historia que, por cierto, me recuerda a una en México con los franceses y unas tartas.

En la peatonal que sale entre el Palacio y la casa del florero, mataron a Gaitán; ese prócer colombiano de los años 50 asesinado por las oscuras fuerzas reaccionarias  (podría haber sido el Kennedy colombiano). Esta sí que es una historia interesante perfectamente relatada por el escritor colombiano (uno de mis tops) Juan Gabriel Vásquez  en su última novela “La forma de las ruinas”. Un imprescindible que también mete en el cóctel la muerte, en la misma zona, del General liberal… Uribe Uribe (siempre Uribe) manejando nuevamente la teoría de la conspiración común en las 2 muertes anteriores. ¡Apasionante!

Es esta Avenida la que lleva al Museo del Oro. Muy interesante (imprescindible un guía) para entender el manejo que del oro hacían los indígenas precolombinos y como debió ser el choque de culturas con los materialistas conquistadores.

con-las-manos-en-la-masaNo me voy sin antes contaros el Curso de Cocina que hicimos con el Comité en la escuela del argentino Mariano Moreno en Bogotá. No cabe duda que este tipo de trabajo en equipo genera un espíritu que no se consigue de otra manera.

Ver como Gonzalo con su afán gallego de la carne cruda destrozó la posta cartagenera (punta de anca sellada y cocida en su salsa aderezada con panela o el azúcar de los pobres) a pesar de los esfuerzos de Toni que, eso sí, prefirió hacerse su propia tortilla de 20 claras de huevo.

Fue sin duda el arroz con coco uno de los platos más sobresalientes de la terna aunque hicimos tanta cantidad que podíamos haber dado de comer a un regimiento.

No faltó el grupo de las chicas con un patacón con hogao. Sencillo pero sabroso. Tal vez nos debíamos de haber atrevido con un sancocho o un ajiaco pero la experiencia estuvo divertida (sobra decir que cuanto más vino tomábamos más divertida se volvía).

 

Una catedral de sal y Andrés Carne de Res

Prometía el primer sábado en Bogotá previo al comité que celebraríamos durante todo el domingo non stop. Fede, nuestro nuevo director en Colombia; profesional de amplia reputación y anfitrión de primera, nos había preparado una visita a las minas de sal de Zipaquirá.

minas de salDentro de las minas los mineros primero, de una manera artesana y luego ya con un matiz más comercial, fueron construyendo galerías en la sal que representan naves de una catedral o mejor dicho estaciones de la pasión de Cristo. No deja de ser una “catedral de sal”, como bien la definió María Isabel, pero impresiona la magnitud de la nave central y ¡Cómo no! las paredes brillantes de sal.

Cuesta entender en la actualidad lo preciado que fue la sal en otro tiempo, hasta el punto de excavar la montaña como lo hacían para conseguir el preciado bien:

¿Alguien sabía que la palabra salario viene de la cantidad de sal diaria necesaria?

Bonito el pequeño pueblo de Zipaquirá, esplendoroso en otra época y que aún conserva la pequeña plaza colonial que le da cierto encanto. Encanto el que buscaríamos más tarde con la visita a uno de mis restaurantes favoritos: el Andrés Carne de Res de Chía.

catedral de salFavorito fundamentalmente por lo diferente que es. Ya hace casi 10 años de mi primera visita a Bogotá y al Andrés (de hecho aterricé y fue el primer sitio donde me llevó Carlitos; yo no podía entender ir a un restaurante a las 5 de la tarde) y después de 5 o 6 visitas me sigue sorprendiendo y divirtiendo igual. Especialmente me gusta ver la cara de sorpresa de los “nouvinguts”. Todo es raro en este restaurante, todo está pensado para que sea bizarro. Y además se come bien y se “parrandea” mejor.

Si vais no dejéis de pedir la empanada de choclo (maíz), el patacón y, como no, el lomo al trapo. Delicadísimo. Todo en ese ambiente  de jolgorio promovido por unos camareros (me dicen que es un punto muy positivo en el currículum de una persona haber trabajado de camarero en el Andrés pues sólo cogen estudiantes que trabajan para pagarse la carrera) que disfrutan con su trabajo.

Con una botella de ron “Herencia” hicimos la tarde entre algún baile que otro echamos la tarde y hasta se nos vino la noche encima (ya había en la mesa algo más que la botella). Cada vez quedaba más claro que en América el tema del baile viene de serie y que en España (Europa en general) el tema va por otro lado. Había que ver a Yuri bailar, incluso a Carlos con sus 2 metros 10cm 😀 y vernos a nosotros 😁… ¡sólo Juanito salvaba el tipo 😉!

en-andres-carne-de-res

¡Retirémonos a tiempo que mañana hay comité y tenemos trabajo por delante!

¡Logisfashion hacia el 2020 a toda vela!

Antes de emprender un nuevo viaje por América en el que visitaré 5 países (Argentina, Chile, Perú, Colombia y Panamá) en dos semanitas escasas, quería aprovechar estos momentos de calma para congratularme por la última operación de Logisfashion.

Logisfashion en el mundoY no se trata, no, de contaros nuevos clientes o nuevos países…claro que el negocio sigue creciendo a ritmos importantes. Llevamos dos años creciendo por encima del 50% y el 2016 no parece que se vaya a quedar atrás. Acabamos de entrar en nuevos países como Colombia, Panamá o Vietnam y, en breve, desembarcaremos en Chile con un gran proyecto. En Estados Unidos empezamos a hacer cosas y Perú está a la expectativa.

Pero no, no iba por aquí lo que quería contaros. Acabamos de cerrar, por fin y tras más de un año de negociaciones bien asesorados por Dani (nuestro experto inmobiliario y su equipo de Proequity) y por nuestro equipo legal encabezado por Juan Pedro, la venta y posterior alquiler a largo plazo (leaseback) de nuestros almacenes de Cabanillas y Riudellots de la Selva. También quiero agradecer desde aquí el trabajo de nuestro nuevo CFO Josep María, el trabajo eficaz de Amalia y la colaboración desinteresada de mis amigos arquitectos Pablo y David (sacando tiempo de donde no lo había…)

¡Nuestro éxito estará de moda!

¡Nuestro éxito estará de moda!

Esta operación, contemplada en nuestro plan estratégico Visión 2020 aprobado el año pasado, era uno de los puntos esenciales del mismo pues nos da la gasolina suficiente para conseguir los objetivos marcados para dicho año. Si ahora estamos en una facturación acumulada de 25M€ aproximadamente, en 2020 tenemos que estar facturando 50 millones, con un 50% de las ventas provenientes de filiales fuera de Europa. Y para conseguir esto necesitábamos dedicar los recursos que ahora teníamos inmovilizados.

Esta operación nos permite poner en valor unos activos y mejorar de manera significativa el balance de la sociedad reduciendo de manera significativa el endeudamiento y permitiendo generar recursos para financiar dicho crecimiento. Ahora sí que está claro que nuestro límite no vendrá por los recursos financieros y que debemos de seguir invirtiendo en formación de equipos humanos que serán los que, sin duda, nos permitan conseguir los objetivos establecidos.

Logisfashion es líder indiscutible en logística textil y sus niveles de crecimiento de ventas y beneficios, así como su rentabilidad sobre los recursos propios, sólo se justifican con un servicio excelente basado en unos procedimientos optimizados, un equipo altamente especializado y comprometido y un sistema informático flexible y eficiente. Ese es el camino y esta operación el germen de la Logisfashion que queremos en 2020. Ahora a seguir trabajando que vamos bien pero todavía queda mucho. Tenemos que celebrarlo como Dios manda porque es una operación muy importante que cambia completamente la fotografía de la sociedad.

¡En México, con un gran equipo!

Y lo cierto es que llegué a México realmente cansado. Además con el rollo de la F1 (yo mexico dfpensaba venir este finde porque pensaba que me iban a invitar a ir…), mi hotel estaba a tope por las celebraciones del día de los muertos y los eventos cinematográficos y deportivos que habían (Desde James Bond para el lanzamiento de Spectre hasta  Fernando Alonso que me lo crucé en el hall) por lo que  a pesar de ser un cliente VIP me querían cobrar 800$ la noche…¡y eso como que no! Aunque compartiera hotel con los Ferrari y los McLaren.

Así que volví a los orígenes y me quedé a dormir en Cuautitlán. Me hizo ilusión pues no estaba en ese hotel desde hace 6 o 7 años y lo cierto es que lo han remodelado y ha quedado muy chulo. Eso sí, llegué a las 10 y allí estaba el workalcoholic de Yuri para repasar el Consejo que tendríamos al día siguiente…y para ponerme al día de la fiesta de Halloween que celebraría en su casa y, a donde estaba amablemente invitado a acudir e, incluso, a dormir. Conociendo a Yuri me preocupé porque yo necesitaba descansar…y la situación no prometía dicho objetivo.

logisfashion mexicoY fue un consejo realmente duro. Realmente me encontraba cansado y se me notaba. De hecho creía estar incubando algún virus raro de esos que me suelen dar en México. La verdad es que el almacén de Logisfashion en México  está precioso, ya hemos llenado la nave nueva de 6.000m2 y no paran de entrar cuentas. Estamos creciendo también en operaciones de ecommerce con marcas españolas no sólo de ropa sino de joyas y accesorios como Tous, Hawkers, Piel de Toro…) Estamos convencidos que  va a ser el futuro en Latinoamérica, en Logisfashion España ya casi es el 50% de nuestras ventas y lo más importante es que tenemos el expertise y la tecnología que puede apoyar mucho al desarrollo de empresas mexicanas, colombianas, panameñas…

Desde aquí mi Enhorabuena al gran equipo que tenemos en México, empezando por Erick por el gran trabajo realizado: ¡Chapeau! También a Iris que no hace sino traer nuevas cuentas…y a Jaime que pone al día los cobros tan difíciles en México con Mayra dando el callo y a Héctor con sus sistemas…en definitiva a todo el equipo y a ese gran líder que es Yuri.

Y para celebrar llegó la noche y la fiesta de Halloween de Yuri. Yo sigo sin entender por qué me disfrazaron de luchador de sumo ¿qué tendrá que ver esto con Halloween? Todos iban terroríficos y yo…sin comentarios.halloween mexico

Eso sí, disfrutamos de la fiesta, destruimos canciones clásicas y no tan clásicas en el karaoke y nos tomamos algún tequila que otro…

“Si se trabaja y se quiere, se puede!”

Nadie dijo que los comienzos fueran a ser fáciles. Con un crecimiento como el que llevamos en 2015 por encima del 50% a nivel de grupo y con aperturas permanentes (Colombia, Panamá, Miami…) las situaciones se vuelven a veces complicadas y afloran las tensiones dentro y fuera del equipo. Es normal en situaciones de alta exigencia y altos niveles de estrés. Las operaciones necesitan rodarse, los sistemas afinarse, los procedimientos ajustarse, las personas formarse…

Quiero aprovechar estas líneas para mandar ánimos a todo el equipo de Logisfashion; a aquellos que están desplazados dando servicio a los almacenes que se están montando, a los nuevos clientes y a aquellos que, desde Central, ponen también todo su esfuerzo en apoyar el desarrollo de las nuevas operaciones. Este es un gran proyecto con un gran equipo. ¡Que no decaiga el ánimo ante las dificultades muchachos!

Como decía el Cholo: “Si se trabaja y se quiere, se puede…¡ánimo muchachos!”

Y no quiero establecer paralelismos extraños pero escribo todo esto mientras el mismísimo James Bond llega a la ciudad de México. De hecho veo desde la ventana de mi hotel su llegada a la premier de su nueva película Spectre en el Auditorio Nacional. Parece que es fin de semana de acontecimientos (será por ser el día de los muertos) pero el otro día me crucé con Fernando Alonso en el hall del hotel. Y corría huyendo de los fans mucho más de lo que acabó corriendo en el Gran Premio… ¡perra vida!

equipo Logisfashion Colombia

Ya os digo, semana intensa de trabajo donde nos habría venido de perlas un par de 007s. No paramos entre negociaciones con clientes, partners, proveedores. Eso sí, dio para conocer un buen restaurante (como siempre actuó Carlitos de Cicerón). Acaba de abrir el cocinero asturiano Koldo Miranda el restaurante “El Gamberro” en Bogotá y me pareció un restaurante con alma, con sabor, algo que no es fácil de encontrar en los nuevos restaurantes de Bogotá que todos están muy bien pero que, al final, todos son muy parecidos: modernos, aseados…y un poco insípidos para mi gusto…ahhh…y caros, todavía muy caros a pesar de la devaluación del peso (y no os cuento si pedís vino).

¡Ayyy la devaluación del peso!….todo el mundo llora, como si se pensase que la era de las materias primas, que había convertido a países parias en los amos del universo, fuera a durar eternamente. Se creó ese espíritu típico de las burbujas que hacia crecer riqueza como hongos. Pero amigos, la riqueza que se crea de manera artificial desaparece igual que viene y sólo los de siempre sacan rédito de la misma; ¿Serán aquellos mismos los que las crean para sacarnos el dinero del bolsillo?

Bueno, vuelvo a la realidad que me voy por los cerros de Úbeda, lo dicho, el restaurante me pareció muy bueno porque, extraño en estos proyectos que ponen el apellido pero los chefs no están encima, consigue crear algo diferente, algo que sorprende, algo con “armonía” (aquí guiño a Paula).

También tuvimos ocasión de cenar con el equipo, con el que se va formando en Colombia/Panamá (donde en breve seremos ya más de 70 personas) y con el que se está desplazado apoyando con gran esfuerzo la puesta en marcha…Eva, Quim, Pere…y en breve Hector, Gonzalo, Oscar, David…todos contribuyen a este proyecto y sin él no seríamos nada.

Cenamos, nada más y nada menos en la versión capitalina de mi adorado Andrés carne de res…el Andres DC que impresiona por el tamaño (un edificio entero de 4 plantas remedando al original en Chía) con capacidad para 700 personas que llena día sí y día también. ¡Madre que negocio tiene el amigo Andrés! Eso sí, difícil trasladar el carácter y la personalidad del original. Se ve como lo que es, una copia perfectamente ejecutada.

Y aunque uno ya no da para muchas alegrías nocturnas y esa semana estaba especialmente cansado, no dejamos de ir a tomar la penúltima en la zona T en un sitio muy chulo de conciertos con una terraza espectacular (Armando Records) donde acababan de tocar los Planetas. Ese Fer se las sabe todas por la noche…

¡Felicidades Logisfashion!

Logisfashion

Juan Manzanedo Logisfashion

Un  21 de Octubre de 1996, fundábamos Carlos Villa, Juan Martínez  y yo, Logisfashion S.A. como el primer operador especializado en Logística textil en España. ¡19 años! Se dice rápido, pero vienen cargados de mil anécdotas,  mucho esfuerzo y trabajo  pero también mucha satisfacción al mirar atrás y ver como ese proyecto de negocio del IESE se convirtió en una innovadora y consolidada  empresa multinacional con un excelente equipo humano y profesional  que ahora suma  más de 800 personas y al que quiero públicamente agradecer por su labor y dedicación.

Hoy contamos con naves en España, México,  Colombia, China, Vietnam, Chile,  Miami y Panamá  para dar servicio de calidad a un importante número de clientes que nos han dado su confianza y que nos han permitido crecer, innovar  y expandirnos generando estrechas relaciones y proyectos de futuro.

Podemos decir que nuestro servicio está muy asentado y estructurado. Nuestro valor agregado  frente a otros operadores logísticos, es el de poder brindar  la especialización en el sector textil/moda pero también ser capaces de dar un servicio global a nuestros clientes y seguirlos en su crecimiento y expansión internacional  allí donde decidan vender sus productos.

equipo LogisfashionHace ya 6 años que Logisfashion creó la división de e-commerce, y ha ido creciendo muy positivamente. Como queremos seguir dando  un servicio de calidad y seguir creciendo de la mano con nuestros clientes para satisfacer a un consumidor final cada vez más informado, conectado, activo y exigente hemos invertido mucho en innovación, en sistemas informáticos y en tecnología, para estar un paso por delante de las necesidades específicas de este sector.

Como he dicho en la entrevista que me hicieron en El Vigía (que os adjunto ) :

“Si ahora iniciase de nuevo este negocio, probablemente no seguiría los mismos pasos…pero estoy muy contento de lo que hemos logrado y los retos que tenemos por delante de cara al 2020.  ¡Felicidades  Logisfashion  y a por muchos más!

Una experiencia singular en Santa Fe, Cataluña

Llevo varias semanas sin escribir porque no he parado ni un segundo. La última semana de julio fue muy intensa en el trabajo con todo tipo de comités y reuniones para organizar nuestra estrategia de los próximos años. Tuvimos el  Comité intercentros (con todo el equipo de Logisfashion a nivel mundial), los Comités de estrategia para visión 2020 y el Consejo de Administración. A todo esto le tuve que añadir algún viaje relámpago a Madrid con varias reuniones además de las consiguientes comidas y cenas, especialmente la que celebramos anualmente con todo los colegas y que pretende ser un poco especial.

comite intercentros logisfashionEste año gozamos todo el equipo de Logis de una experiencia singular en la masía Santa Fe aquí cerquita  de nuestra nave de Santa Maria de Palautordera  en Vallgorguina, en el parque natural de Montnegre-Corredor. Un ‘gastroconcepto’ muy original del gran chef Carlos Piernas, “un gourmet” con todas las letras que, además, se dedica a los pescados ahumados y otras delicadeces que cuida como si fueran sus hijos , se quedó con esta finca que fue un colegio elitista de Barcelona y ha montado algo difícil de clasificar pero, sin duda, diferente. La finca cuenta con cuatro masías. Cada una de ellas tiene distintos espacios diferenciados entre sí, ellos lo llaman “estaciones gastronómicas”. Descubrimos que SantaFe, no está en México sino en Cataluña enclavado en la montaña y además tiene tren, dicen que son 14 estaciones; yo perdí la cuenta.

Tras la sesión de trabajo que tuvimos por la mañana, bien avituallados con pan de coca, aceite de oliva y una sobrasada donde me cabía la cabeza y como si no hubiera mañana, empieza la primera estación de las 7 que recorreríamos por las diferentes estancias de la masía. La bodega, la fleca, el refrectorio, el jardín, el pozo, la era, la cocina (hay muchas cocinas), el horno de leña, la terraza… y en cada uno “PRODUCTO”: gambas de Arenys recién pescadas, espardenyas, huevos de gallinas felices con foie, un atún en todas sus variedades con tomates que saben a tomate, salmón y anguila ahumadas, croquetas, mejillones y para acabar chuletón gallego envejecido en la bodega y quesos autóctonos.

IMG-20150813-WA0031Todo esto regado con cavas y vinos de borgoña y a partir de las  7 de la tarde cuando acabamos de trabajar, empezamos con las copas;  gin tonics…alucinante la cara de satisfacción del personal que no se creían lo que estaba pasando (aquí felicito públicamente a Raquel por permitirnos conocer semejante experiencia).

Y se veía que el dueño es el que más lo disfruta. “Esto lo organizo para amigos y las condiciones las pongo yo, al que le guste bien y al que no, que no venga “(mmm…me gusta la filosofía). “Y es que yo bebo este vino (digamos que mi pequeña crítica es lo “ligero” que es el pinot noir) porque me gusta dar sorbos cuando bebo y en cada comida me bajo una Magnum

“¿En sentido figurado?” le pregunto; “No, en botella” me responde.

Mm…lo dicho, me gusta su filosofía.

En resumen, un escándalo de experiencia en un sitio muy, muy especial  espero que todo el equipo allí reunido lo pasara tan bien como yo.