El Mortons de Shanghái con Cristóbal

imageCuando llevas una semana en la India y llegas a Shanghái lo primero que quieres hacer es buscar un restaurante donde tomarte un buen pedazo de carne. Y eso fue exactamente lo que hice, nada de experimentos ni de comida china, carne, cuanto más grasienta y sanguinolenta mejor que mejor.

Probablemente, había sido un buen presagio la reunión con nuestro partner en Shenzhen, que no solo nos enseñó la nueva FTZ de Qianhua donde seguramente empezaremos a operar y que es una buena alternativa a los precios prohibitivos de almacenes en Hong Kong, sino que al despedirnos su adlátere nos entregó una caja a Alvaro y otra a mí con lo que definió como una “masterpiece para sellar nuestra amistad”.

Esto es muy chino y sin abrirlo le mandé un mensaje agradeciendo la amabilidad y sobre todo la preciosa y delicada obra de arte que nos había regalado.

imageWhatsapp de Álvaro al llegar al hotel:

¿pero tú has visto lo que nos ha regalado el personaje este?”   Sin comentarios…

Justo coincidió que estaba por esos lares mi buen amigo (y peor cliente…micro cliente lo tildó alguna vez alguien que le aprecia mucho) Cristóbal. Hombre de buen vivir y mejor comer, me esperaba ávido haciendo hueco entre su ocupada agenda de Teppanyakis en Hangzhou y pizzerías en Shanghái (más alguna que otra reunión con El Corte Inglés).

No recibí menos de 5 mensajes para conocer mis coordenadas y saber cuándo llegaría para ir a cenar.

Macho, yo tengo que pasar por el gimnasio que tengo que quemar el chuletón que me voy a comer…” y es que sólo pasaba una noche en Shanghái y no me pierdo el gym más la saunita del SPA del Intercontinental…hay que amortizarlo “Vamos a ir a una pizzería que conozco cerca del hotel….blablablá” . Déjalo Cristóbal, hoy vamos a comer carne, elige sitio que invito yo” “Ahh, invitas tú…” se le iluminaron los ojos…”carne…mmmhhh….¿el Mortons?” Es probablemente el sitio más caro de carne pero la verdad es que la carne es deliciosa….y no estaba para muchas bromas, quería carne y punto. Ni siquiera tuvo que utilizar su viejo truco de: “hoy pagas tú que yo pagué la última vez…” “¿Cómo? Si pagué yo….” En ese caso, si no cuela, responde hábilmente: “bueno, pagamos a medias…y no discutimos…” y sigo esperando que alguna vez pague él… todo con mucho cariño, claro está, porque cuando estas cosas se hacen con gracia sólo queda aplaudir y sacar la cartera…. Joder!Vaya cena nos pegamos. Y como no era cuestión de ponerse pejiguero, lo bañamos con un Marqués de Riscal Reserva a 80 euracos la botella. Ya saciados, mi amigo que de esto sabe un huevo, me medio convenció para montarnos en la India.

“Juan, tú necesitas a alguién como yo para dar el salto…con mis contactos y mi savoir faire”

Todo me lo decía mientras encendía un Montecristo (¡que narices, por un sitio donde te puedes fumar un puro después de una comilona así!) y nos servían una copa de coñac francés. Para el puro me comió la oreja a mí, para el coñac al camarero preguntándole por el dueño del restaurante al que, seguramente no conocía, pero su seguridad nos hizo pensar a todos que eran íntimos. Ya saciados y chispados (y después de una cuenta (maidan) con un 3 delante y más de 00 después), nos dirigimos al Apartment (lugar de culto en Shanghái aunque sin poder sustituir 100% al desaparecido Velvet) donde no había mucha gente pero si un grupo de modelos celebrando con sus amigos lo que interpretamos era el cumpleaños de alguna.

image“Bueno, macho…hoy pagas tú que yo invité la última vez que salimos de copas….”

Lo dicho, UN PROFESIONAL….

Los restaurantes “Posh” de Shanghai

IMG-20140402-WA0004He vivido experiencias de lo mas curiosas en Shanghai, desde aventuras kanbei con vasos de vino barato de La Mancha, hasta restaurantes fakes vegetarianos imitando platos de todo tipo de carnes, pero lo que se lleva en Shanghai, cada vez más, son los restaurantes de diseño. Y, en esto me recuerda a cuando en Barcelona se puso de moda el concepto disseny  (la comida daba igual, importaba la decoración y platos de corte moderno tipo steak tartare, tataki de atún, coulant de postre con una calidad más bien mediocre). Eso sí, lleno de guiris (empezando por los encargados), con camareras que hablan perfecto inglés, con, incluso bar speakeasy al que accedes con contraseña y en él, un barman gringo te indica que ha venido a este mundo con el único objetivo de que te emborraches esa noche…(sic); y mejor es no conseguirlo porque, como os podéis imaginar, los precios son acordes a toda la parafernalia previa.

IMG-20140402-WA0003En este último viaje visité 2: el light & fire al que nos llevó Alvaro como “uno de los restaurantes del Bund donde no te clavan” y el Shook, donde comimos al día siguiente a la vez que nos enterábamos de los entresijos de por qué se rompió nuestro trato con los italianos en China que ya os comenté en otro post.

Pues sí; italianos, que difíciles son! Grandes vendedores pero poca esencia después…y debemos de parecer tontos porque todos nos acaban engañando (y ya llevo unos cuantos tratos rotos…) pero vuelvo a caer en sus empalagosas redes…

Y así es porque una de las cosas que hice en el viaje fue visitar el almacén del mayor competidor de nuestro expartner italianos con los que rompimos y que, lógicamente, se odian. No es exactamente buscar el amor en brazos de la enemiga íntima de tu ex pero…se parece. El tema es que tienen un almacén perfecto para nuevos proyectos y vacío, por lo que pinta bien. Necesitamos alguna alegría en China que últimamente….

IMG-20140402-WA0002Escribo este post muy lento, lentísimo, a una sola mano (para más inri siendo zurdo con la derecha…) y con la clavícula partida en 2 trozos después de pegarme una buena leche en bici el sábado pasado….

y gracias por poder escribirlo…..

Más anécdotas en el Comité de Logis en China ( 2º parte)

Con todo el equipo cenamos  en el Lost Heaven (restaurante de comida Yunanesa que es de los que más  de moda está en Shanghai), no faltó la “copa” y el “puro” en el cocktail bar japo Constellation (que tanto le gusta a Alvaro) y cierre de noche en el Apartment con la presencia estelar de “Massimo Dutti” y su amiga Winnie… prefiero no dar más explicaciones…

El viernes por la mañana, madrugón y a visitar almacenes. La buena organización del equipo de China permitió que cumpliéramos con la agenda del día a la perfección visitando los 3 partners más importantes que tenemos en Shanghai y donde realizamos operaciones para clientes como Geox, Lanvin, Mayoral entre otros. Un gran  equipo y mejor dirección nos están llevando a crecimientos anuales del 20-30%.

Al finalizar el día, nos llegó la noticia de que estábamos en la final del proyecto de Inditex; podéis imaginar el subidón que eso provocó en la tropa….claro que pasar a la final significaba más trabajo durante el fin de semana….pero sarna con gusto no pica.

Si bien la cena en el peruano Chichas no fue la mejor y la cuenta fue un poco clavada (aquí empezaron los recortes en presupuesto dado que nos estábamos pasando del mismo), la postcena en el Velvet cumplió con Pepito Fiestas como maestro de ceremonias. Unos cuantos valientes llegamos al antiguo Mao que ahora se llama Hollywood y que las 2 veces que he ido me ha parecido excesivamente ruidoso….teniendo en cuenta que es una discoteca imagino que el problema es que me vuelvo viejo y prefiero lugares más tranquilos.  Eso si, olé por Miriam y Amalia que aguantaron como campeonas y al día siguiente a las 11 estaban como 2 rosas para la vuelta turística por Shanghai que habíamos organizado.

Otros estuvimos trabajando en el proyecto de Inditex que no se acababa nunca y cerramos la noche en el Bar Rouge que es un clásico por las vistas desde su terraza al Bund; impagables. Eso si, si bien antes me encantaba, ahora se están poniendo un poco tontitos impidiendo la entrada por motivos demasiado subjetivos (impecable en el caso de nuestro IT Manager pero criticable en el caso de nuestro BCN Manager…)

El domingo, tras nueva reunión resacosa con nuestro partner CS para definir como prepararíamos la propuesta final, nos fuimos para el aeropuerto para tomar el vuelo a Shenzhen (ciudad pegada a Hong Kong donde tenemos nuestra oficina). No os aburro con datos de Shenzhen porque ya he hablado de ella en otros post. Como siempre vuelo con retraso de 2 horitas y llegada a mi hotel preferido de China del que también os he hablado pero no puedo dejar de  mencionar la orgía de toros, sombreros cordobeses, trajes de lunares…en definitiva españolidad de esa que tanto le gusta a Rajoy.

Os podéis imaginar que a todos se le caían las lágrimas porque, si bien les advertí, el efecto que produce en un españolito de a pie tamaña barbaridad nacional es interesante de observar.

A todo esto se une que llegamos justitos para disfrutar en el bar Galeón (si, efectivamente, sito en un galeón español plantado en medio de la piscina…) de una jornada de deporte patrio de esa de los que tenemos 40 tacos no disfrutamos de chicos…

Nadal, España-Italia y Fernando Alonso…. ahí es nada y todos unos detrás de otros. A todo esto, grupazo en directo y fuentes de cerveza a gogó….y yo que quería retomar fuerzas esa noche.

Comité Dirección Logisfashion en China …1ª parte

Cada año organizamos el Comité de Dirección Intercentros de Logisfashion en el que, a los miembros habituales en España, se unen los Directores Internacionales (México y China), así como algunos consejeros . Este año fue el primero en que decidí hacerlo fuera de España con objeto estrechar lazos dentro de la organización, así como permitir a aquellos que han de vender el servicio a sus clientes entender bien la operativa que hacemos en China que es muy diferente a la que hacemos en Europa o América ya que trabajamos más en operaciones tipo control de calidad y consolidación de fábricas y preparación de pedidos para diferentes países.

Nuestra estructura está basada en Shanghai, Shenzhen y Hong Kong con una red de proveedores controlados desde nuestras oficinas en Shanghai y Shenzhen. El concepto es diferente y, para complicarlo más se añade que hay mucho componente de transporte y de almacenes en depósito aduanero que no son fáciles de entender para alguien que no lo conoce. En resumen, que alguien vendiendo algo que no conoce canta mucho y te lleva a  “problemillas” como confundir ciudades o no ser capaz de explicar al cliente las diferencias entre un control de calidad en plataforma o en fábrica y las ventajas/desventajas de ambos.

Yo llegué un día antes pues estábamos inmersos en un tender importante de Inditex que, cruzo los dedos, a fecha de hoy sabemos que estamos en la final pero todavía no hay resultado definitivo. Os podéis imaginar que este proyecto puede suponer un cambio radical en el negocio de Logisfashion China por lo que hemos puesto todos los recursos en que salga adelante. Para garantizar la escalabilidad de metros cuadrados y la presencia en el país, nos hemos aliado con una empresa de Hong Kong llamada Cargo Services de la que os hablaré más adelante…

Ese primer día me llevé a Gonzalo (nuestro IT manager y gran noctambulo) al fake market a que comprara ropa un poco decente… y luego un masajito. Fuimos a una sala de masajes de una cadena diferente de la que me gusta (Dragonfly) y me preguntaron si quería el 3 estrellas o el 5 estrellas; conociendo el percal (y porque había dicho que invitaba) pedí el 3 estrellas que me pareció correcto para el precio que pedían; además me dijeron que la única diferencia era que en el 5 la masajista era “algo” más profesional. Como me valía una amateur pues tan ricamente. Es verdad que la sala era más cutre de lo normal y allí nos pusimos los calzoncillos  de tela indescifrable que te dan en todos los centros de masaje (Gonzalo, como está recio, no tardó 2 minutos en romperlos). Tras una breve espera se presentó un muchacho con los kits de masaje instándonos a tumbarnos…. ¿pero, va a ser un tío?  preguntamos ambos al unísono; “3 stars no lady….”; “coño, pues 5 stars” respondí con soltura calculando lo que me iba a costar la bromita…” en fin, todo para tener al equipo contento.

El grueso de la expedición llegó el jueves por la mañana y, tras un breve descanso y una primera comida china que permitió un aterrizaje forzoso en el país de aquellos que no salen de la tortilla de patatas y el filete de ternera, celebramos el Comité en el hotel.

Aparte de los anteriormente mencionados y las 10 personas desplazadas desde las diferentes oficinas de Logis, se añadieron todo el equipo de Logis China. Creo que fue muy interesante y, aparte de algún pequeño desliz idiomático, quedó bastante apañadito. Cada vez parece más claro que la estrategia de crecimiento internacional de la compañía emprendida hace años, será la que nos permita seguir creciendo en el futuro ya que la situación en España está durilla.

 

Hong kong para fanáticos.

Hola, no hace mucho escribí un post sobre Hong Kong, como vengo muy a menudo y es una ciudad que me gusta mucho, en este post pretendo ir a los lugares poco comunes que sólo los fanáticos y no los turistas de 2 días visitarían.
Para empezar diría que, si o si, el que venga a Hong Kong se ha de quedar en Kowloon.  Esto es básicamente porque la vista de la isla de Hong Kong desde Kowloon  es imbatible y los hoteles son algo más baratos que en Central. Sin duda, mis preferidos son el Península (por el toque colonial) y el Intercontinental por las vistas desde su bar. Es verdad que te pegan buenas clavadas pero…no estoy hablando de relación calidad-precio. Si se busca otro hotel (hay opciones más baratas como el otro Intercontinental o el Marco Polo en cualquiera de sus  versiones) siempre se puede ir a tomar una hamburguesa al bar del Intercontinental y disfrutar de la vista (de nuevo, te la cobran en la factura pero…). Si vais sobrados, os recomiendo encarecidamente el Nobu (franquicia del gran cocinero japonés donde trabajó mi cuñadito Gonzalo y que ya tiene 23 restaurantes en todo el mundo), que está también en el Intercontinental, no es barato pero no importa porque a mi “siempre” me invita mi gran microcliente Cristobal…jejeje.
Como sitio muy interesante que acabo de descubrir está el Temple St night market en Mong kok donde se pueden comprar cachivaches curiosos para los niños y cenar muy barato. Por supuesto se ha de subir en el funicular al pico Victoria (es un trayecto que mola mucho).


Otra excursión diferente es ir a comer a la isla de Lamma (el ferry se toma en Central pier y tarda media horita). Se puede comer buen marisco (aunque si os digo la verdad yo me metí en un restaurante chino) y hacer una excursión entre las 2 ciudades de la isla donde no hay coches (el ferry te deja en una y puedes volver desde la otra). En total una horita de trayecto durante el cual se cruza una playa que me habían vendido como paradisiaca y de la cual os ruego opinéis viendo la foto…


saludos

 

Un restaurante vegetariano “fake” en Shanghai.

Imaginad la papeleta, el jueves, nada más llegar a Shanghai tengo una reunión con comida posterior con un el director de logística y su equipo de un cliente importante francés. La comida posterior la organiza su transportista internacional que es quien tiene la cuenta y con quien Logisfashion trabaja en China para los proyectos de logística de sus clientes textiles. A todo esto, nos enteramos que el Jefe de los franceses es musulmán (o eso imaginamos porque se llama Brahim). En el proceso de decidir dónde ir, proceso en el que toma parte un equipo “multidisciplinar” de 8 personas se decide, para evitar situaciones desagradables, acudir a un restaurante vegetariano ya que existían dudas sobre que algún otro de los comensales fuera  judío. Todo este proceso supuso un par de días de mails arriba y abajo…
El restaurante elegido, situado muy cerca de Renmin Sq, se llama Pure Beauty. Después de elegir los platos por parte del equipo multidisciplinar (aquí ya solo intervinieron los representantes chinos) empiezan a sacar los platos: pato laqueado, cerdo en salsa, ternera picante a la sichuanesa, pescado en salsa, gambas con guindillas….vamos, lo típico de un restaurante chino…


Los no chinos nos miramos un poco extrañados sabedores de que las cosas no iban como debían. El cliente pone cara extraña por motivos obvios. A todo esto, los chinos se explican: “todos los platos son falsos:….están hechos de tofu”. De verdad que de los chinos en materia de copias me creo casi todo pero esto ya era demasiado…es que eran perfectos, el pato pequinés con todas sus diferentes capas y texturas…la piel, la carnes más tierna, el hueso…….eso si, el sabor dejaba un poco que desear. Otro punto a mencionar eran las fuentes donde servían la comida, con imágenes de pajaritos multicolores picando en las fuentes, otra con forma de cisnes y las mandarinas finales (estas no eran falsas) en  una fuente con 2 ranas enfrentadas….
Sin duda, la comida no fue memorable pero si las risas que provocó. El cliente musulmán comentó que, cuando menos, era una decisión controvertida por su parte comer las falsificaciones de cerdo ya que no estaba seguro que valiera que supiera que era falso. De todas maneras se lo comió y creo que le reafirmó en su voluntad de no comer cerdo…con sabor a tofu!

 

Una conferencia en Taipei.

Como podéis imaginar, ambos países han vivido de espaldas por las malas relaciones entre ambos gobiernos. Si bien Taiwán siempre tuvo muy buena relación con EEUU, la diplomacia china le ha ganado terreno por la importancia estratégica de este país. Así las cosas, hasta hace bien poco todavía había familias separadas que no se veían desde la escisión. De hecho, no fue hasta 2009 que empezaron los vuelos directos entre ambos países (antes se debía hacer vía Hong Kong).

En 2008, me invitó la cámara de comercio taiwanesa en España a dar una conferencia sobre logística especializada como representante de Logisfashion. La charla la di en el marco de una Conferencia internacional que se realizaba en Taipéi con el objetivo de promocionar las inversiones extranjeras. La verdad es que fue un éxito y me permitió conocer la ciudad, que quedo perfectamente definida por Gonzalo Jerez,  nuestro anterior Director en China…. “es como la ciudad de Blade Runner”; y, efectivamente, tiene ese aire postmoderno y decadente que se podía experimentar en la película de Ridley Scott. Tal vez es como China se verá dentro de 20 años o bien, Taiwan hace 20 años se vería como China ahora….

Desafortunadamente, no puedo dar muchas pistas de restaurantes o bares porque llegué directo de México y las 14 horas de diferencia fueron un jet lag insalvable…tardé los 2 días que estuve en acabar de entender donde estaba y que pasaba!!. Eso si, me quedé con las ganas de conocer los famosos resorts de aguas termales en el campo, que supongo deben de asemejarse a los onsen japoneses…

Taiwan o la “China traviesa”.

No dejamos China del todo, sino que nos pasamos a la China traviesa o a la República China (no la Popular) como los propios chinos llaman a la díscola provincia, dejando así claro que no la consideran un país extranjero sino una parte más de su país, habitada por chinos Han como ellos.

A la antigua isla de Formosa fue a refugiarse el General Chiang Kai-Shek en 1949 huyendo despavorido de la revolución de Mao Zedong. Aprovechó el líder del Kuomintang (o partido nacionalista chino, rival del Partido Comunista) para llevarse todas las reservas de oro del Banco de China y estableció la República de Taiwan junto con un millón y medio de chinos que se desplazaron con él. A esta incipiente República la protegió su amigo Eisenhower plantando la V flota entre China y Taiwán por si alguien intentaba tomarse la justicia por su mano.

Recuerdo un viaje por la costa este de China, en la bella ciudad de Xiamen (provincia de Fujian) desde donde se divisa una pequeña isla despoblada perteneciente a Taiwán. Llamaba la atención que en ambas costas habían puesto pancartas gigantes con símbolos propagandísticos,  mensajes a la otra parte: “Un país, dos sistemas”  en la parte China y algo así como “queremos volver pero tenéis que cambiar…” en la parte taiwanesa.

El crecimiento de Taiwán fue muy importante en los años 70 (todos los de mi generación lo recordamos como el país que sustituyó a Japón en el “made in” electrónico de nuestra infancia), si bien, ha sido ya superada por otros países emergentes (como China, donde hay muchas inversiones de empresas taiwanesas en fábricas, por ejemplo, de calzado).

La semana que viene seguimos…buen finde.

Una pequeña guía de Hong Kong y visita a Macao.

La vista del skyline de la isla de HKG (Central) desde el lado de Kowloon es impagable (os aconsejo verlo desde el bar del hotel Intercontinental (os dejo algunas fotos). Para cenar hay gran cantidad de restaurantes de primer nivel (caros) y bares de copas. Mi favorito desde siempre el “Dusk till dawn” (tiene música en directo, pero cuidado con el “garrafón”; hasta la 1 o las 2 de la mañana no se anima). Si duda, una hamburguesa antes en el Delanies, junto con una buena pinta de cerveza Tetleys no es mala opción.

Macao es como Las Vegas para los chinos. Se puede ir en helicóptero desde hong Kong a gastar dinero en los casinos (propiedad de las mismas compañías que en Las Vegas; MGM, Winns…con su Venetian y gondoleros incluidos). Tiene la gracia de la ciudad antigua de estilo portugués y los buenos restaurantes de cocina lusa (ya sabéis, que no solo es bacalhau….).

Saludos

 

Hong Kong.

“Un país, dos sistemas” propugnaba el gobierno chino para favorecer la integración no traumática de la antigua colonia británica y sus habitantes preocupados por lo que se les podía venir encima si la “chinaficación” de Hong Kong se hacía de manera drástica. Y, como suele ocurrir, los chinos lo han conseguido; si bien tanto Hong Kong como Macao pertenecen a “China mainland”, tienen una autonomía prácticamente total y su propia legislación. De hecho, este mismo argumento lo utilizan para intentar convencer de la reintegración de la traviesa Taiwan a la patria china.

Hong Kong se creó como colonia británica a raíz de la I guerra del Opio y se amplió posteriormente a cambio de que tuviera un horizonte temporal (100 años). Finalmente, los británicos la devolvieron a China a finales del siglo XX. Como centro financiero y Zona franca tuvo un desarrollo importante convirtiéndose en el puerto más importante del mundo, así como la puerta de entrada y salida de capitales en China y Asia.

Al ser  zona franca, es un sitio interesante para realizar operaciones logísticas ya que todo es sencillo y barato a nivel aduanero y fiscal. Sin embargo, la alta demanda de almacenes y el poco espacio disponible hace que los precios sean mucho más caros que al otro lado de la frontera. Además los almacenes (en edificios de varios pisos) distan mucho de parecerse a los modernos almacenes logísticos a los que estamos acostumbrados. El personal también es caro y con incrementos inflacionistas similares a los de China. Por tanto, tiene sentido siempre y cuando se trate de operaciones complicadas donde se mezclen muchos orígenes y, sobre todo, muchos clientes en muchos destinos diferentes.

La semana que viene os recomiendo algunos sitios interesantes de Hong Kong y os cuento de Macao..

Buen fin de semana,

Saludos